Urbano Ferrer Santos

3 publicaciones 0 Comentarios
Catedrático de Filosofía Moral (Universidad de Murcia).

McIntyre analiza el papel de la ética en los conflictos de la modernidad

El pensador escocés acude a ejemplos extraídos de Hume, Aristóteles, Tomás de Aquino y Marx, entre otros, para salvar el distanciamiento cada vez mayor entre la filosofía y la práctica diaria.

Nación y nacionalismos

ELEMENTOS OBJETIVOS Y SUBJETIVOS COMO CONSTITUTIVOS DE LA NACIÓNVoy a centrar esta exposición en el ámbito europeo, por limitación temática y por tratarse del origen donde se ha aclimatado el hecho nacional. El surgimiento de las naciones es, en efecto, un fenómeno típicamente europeo, que luego se ha trasladado a los otros continentes. Conoce su expansión en el siglo XIX y en particular en 1870, cuando se configuran como Estados-Naciones la Italia del Risorgimento abanderada por Cavour y la Alemania de Bismarck.En la nación confluyen una serie de características exteriormente identificables, como pueden ser la lengua común, la unificación territorial o la etnia. Sin embargo, cuando se ha pretendido diseñar un mapa de naciones conforme a estos criterios, el intento ha resultado fallido, como se reveló en especial tras la partición de Europa en treinta y una naciones efectuada por el presidente norteamericano W. Wilson después de la Gran Guerra. Lo cual lleva a destacar asimismo la necesidad del elemento subjetivo para la unidad de la nación, acreditado en la conciencia histórica forjada entre todos y en la voluntad de autodeterminación o proyecto de vida en común, sin el cual los aglutinantes externos observables no llegan a ejercer su fuerza nacional integradora. Hay que añadir igualmente que la componente diferencial de las naciones no se presenta como aislante respecto de los otros pueblos del continente, sino que es el modo particular de desempeñar o hacer efectiva la europeidad común con las otras naciones.¿QUÉ ES LA EUROPEIDAD? SU APLICACIÓN A LA NACIÓNPero, ¿cuáles son las señas distintivas de la europeidad? Han de ser tales que incluyan simultáneamente el aspecto unitario o común —inseparable por cierto de la vocación de propagación universal que ha caracterizado históricamente al mundo europeo— y su realización diferenciada. Ni lo uno debe entenderse como una nivelación o absorción de las diferencias, ni las partes componen un mosaico hecho de fragmentos. Los dos arquetipos históricos originarios en los que se cumple esta síntesis particular entre lo uno y lo múltiple son la ciencia desde su nacimiento en Grecia, que unifica las voluntades —por principio ilimitadas en número— de quienes la cultivan, y la afirmación cristiana —aclimatada preferentemente en Europa— de la persona singular con un destino trascendente, común a todas.Esta síntesis típicamente europea entre lo universal y lo múltiple diferencial se verifica también en las naciones, en la medida en que comparten el ideal común de la libertad de la persona en sus varias manifestaciones y su expresión particularizada en el carácter de cada una de las distintas naciones. A continuación abordaremos la cuestión de su despliegue histórico-político.GESTACIÓN DE LAS NACIONESDentro de esta dualidad europea, que comprende lo uno y lo múltiple, las naciones acogen el elemento múltiple o diferencial. Su antecedente se encuentra en la polis griega, entendida —como ha subrayado Hannah Arendt— no ya como un mero recinto protegido desde dentro y hacia fuera, sino como una agrupación humana diferenciada de las demás, en tanto que proyecto de convivencia adoptado en común. Es, además, fenomenológicamente...

Cultura, historia y praxis

La dificultad que de entrada presenta el análisis de la cultura es que es un término polisémico y, además, empleado en distintos contextos y saberes.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies