Compartir:

En confianza

Planeta, Madrid, 2011, 296 págs., 21,50 €

en-confianza_9788408106913.jpgLas memorias políticas son un género literario que no enriquece la literatura y que muchas veces entra en furiosa colisión con la Historia. Se escriben, por lo general, para embellecer el pasado y corregir errores, como el que aplica un quitamanchas sobre la urdimbre y la trama que conforman el tejido de la vida. Eugeni d’Ors oscurecía los textos que él leía a su cocinera cuando esta los entendía a la primera. Muchos autores de memorias o de biografías de encargo oscurecen pasajes para disimular la realidad. Hay múltiples excepciones, por supuesto. Y sin llegar a la altura de los clásicos, como Chateaubriand, que se permitió titular las suyas «Memorias de ultratumba», muchos políticos han dejado brillantes ejemplos de talento literario a la hora de rememorar sus recuerdos y reflexiones. Las del general De Gaulle son una lectura obligada en los liceos de Francia. Y Winston Churchill todavía batió un record más difícil: ganar con sus memorias el Premio Nobel de literatura.

Mariano Rajoy, el nuevo presidente del Gobierno, no aspira a tanto. Se conforma con dejar por escrito, como testimonio de su largo recorrido por el escenario público, el relato de su vida y su proyecto de cambio para España. El registrador de la propiedad quiere esta vez registrar la propiedad intelectual de su larga trayectoria en el campo de la política.

Rajoy empezó como concejal del Ayuntamiento de Pontevedra y ha llegado a ser el presidente más votado del centro derecha español. Cuando ya presentía que sería rotundo vencedor en las elecciones del 20 de noviembre decidió, hace más de un año, que no estaría mal dejarse ver (aunque sin pasarse, porque no se nace gallego impunemente) ante sus posibles, resistentes y, a juzgar por unas encuestas cada vez más estimulantes, millones de votantes.

Para ello se puso a la tarea de escribir un libro, mitad memorias, mitad ensayo político, hecho de biografía y experiencias, arrancándole huecos a su agenda en una tarea siempre meritoria para quien es profesional de la política y, como él mismo dice, ha leído más que escrito a lo largo de su vida.

Fruto de ese esfuerzo es En confianza, un volumen de 255 páginas y 75 sugerentes fotografías, que dan una imagen completa de quien va a ser el presidente del Gobierno con más poder en nuestra democracia después de haber obtenido los mejores resultados electorales en la historia del Partido Popular. El libro resulta definitivo para conocer de primera mano el ideario de Mariano Rajoy. Un libro que empieza así: «Soy Mariano Rajoy, español y gallego nacido en Santiago hace 56 años. Estudié en un colegio público y en otro privado, en pueblos de Galicia y León, aunque mi pequeña patria y la de mi mujer Elvira —Viri— está en Pontevedra y en la zona de Sanxenxo. Nos casamos en la isla de La Toja, y de allí me fascinan sobre todo la inmensidad azul del mar y las mañanas con nubes y luego tan diáfanas».

En una de esas mañanas, junto al mar, ha sido fotografiado Rajoy para la cubierta de este libro denso y preciso, bien estructurado y documentado, que, sin agobiar con citas ni notas a pie de página, «no es una biografía, sino un largo y claro monólogo», como ha escrito el columnista Raúl del Pozo.

El logro fundamental de esta obra es que sirve para recorrer con su autor el último medio siglo de la vida española, en el que, siguiendo los capítulos esenciales de la biografía de Rajoy, se analiza lo que habría que hacer (es decir, lo que él quiere hacer) en aspectos esenciales de nuestra convivencia. El relato va pasando, en cada capítulo, de la anécdota personal a la categoría colectiva. Así, en el primer epígrafe —«La educación, el factor esencial»— nos cuenta su juventud provinciana marcada por el estudio y el ejemplo de su padre (se levantaba con él a las cinco de la mañana para ayudarle a preparar las oposiciones a registrador); en el segundo, «El por qué de la política», su precoz vocación por el servicio público; el tercero es «La España plural», con Galicia al fondo; el cuarto, «Un partido abierto, centrado y europeo», con el nacimiento del PP; los siguientes completan la expresión de su cosmovisión (lo que los alemanes llaman Weltanschauung): «La importancia de las reglas de juego», «El gobierno de la nación», «Preparando el siglo XX», «Cuando el mundo cambió», «Europa, Estados Unidos y nuestra política exterior», «Por la concordia» y «Crecer en tiempos difíciles». Finaliza con «Un epílogo que es un comienzo», en el que Rajoy resume el porqué del libro, con su gran abanico de propuestas y medidas encadenadas por el hilo conductor de su propia biografía.

El último párrafo resume perfectamente el objetivo de En confianza y su papel de guía para los tiempos actuales: «He utilizado esa experiencia de gobierno y esos logros para mostrar que también ahora la salida de esta situación crítica en la que estamos es posible. Lo hicimos una vez y lo podemos volver a hacer, con la ayuda y el concurso de todos. Volveremos a crear empleo, volveremos al crecimiento económico, al optimismo y a la buena salud vital del país, a una presencia más coherente y fortalecida en el mundo, a la garantía de nuestro futuro y el de nuestros hijos. Estoy convencido de que es posible, de que hay futuro. Tengamos confianza. Pongámonos enseguida unidos a trabajar».

Libro sin apenas citas, con algunas anécdotas divertidas (como la del sargento en la mili, que, al decirle que su profesión era registrador de la propiedad, le destinó a limpieza, o la de la señora catalana con la que cenó después del programa «Tengo una pregunta para usted», que le definió ante la prensa como «una persona normal»), no olvida la inmisericorde acción del PSOE en asuntos como Irak, el «Prestige», el pacto del Tinell, el estatuto de Cataluña o la negociación con ETA.

Pero lo hace en buen tono, sin rencor, como si se lo contara a su hijo Mariano en el descanso de un partido del Real Madrid. En confianza no es un desquite ni un ajuste de cuentas, sino más bien una invitación a la concordia. Quizá por ello una de las pocas citas que contiene es de Cambó: «En las luchas políticas, la habilidad, la amabilidad y la seducción pueden ser armas de mucho más eficaces que la audacia o la elocuencia».

Después de leer En confianza, el lector puede decir con Rajoy lo que Ofelia en Hamlet: «Sabemos lo que somos, pero no sabemos lo que podemos ser». Rajoy en primera persona nos invita a imaginar lo que todavía, en estos tiempos de cólera e incertidumbre, puede llegar a ser.


Compartir:

Ha sido, a lo largo de su larga trayectoria periodística, director del diario “Madrid” y presidente de la agencia EFE, entre otros muchos cargos.