Compartir:

 

Ofrecemos a continuación una selección de poemas de una de nuestras mejores voces actuales, el granadino Emilio Quintana. Los versos proceden de su libro Poemas escritos a lápiz, con un inédito final que también ahonda en la línea de una poesía a la vez vanguardista y melancólica, como corresponde a un viajero a la europea.

ŁÓDŹ

Mi alma

se perdió en los arrabales

que delimitan los tranvías del sueño

 

Mi alma

como bronce oxidado

                        expuesto en la vitrina de un museo

Mi alma

entre la nieve

                        escribiendo con trazos inseguros

                        una verdad escondida

A veces

hay un sol de la infancia

como un neón

                        que anémico

me habla en un idioma que no entiendo

*

MUNICH

Al fondo del vagón

suena una flauta tracia

 

Este vagón de metro

que me lleva

lejos de lo que soy

 

a la estación lluviosa del recuerdo

 

La gente con bufandas

y esas notas

                        como piezas de un puzle inacabado

 

Al fondo de esta tumba

se esconde una verdad

más viva

                        que yo mismo

*

LUND

En el parque

las ramas de los olmos conversan

                    en dialecto

 

Aparcamos las bicis

y hay un golpe de nieve

que levanta periódicos y grajos

 

en la sala de cine como a un refugio entramos

con aire de seguirnos la secreta

 

pasamos la tarde viendo películas

subtituladas

                        en sueco

*

DOS APUNTES HOLANDESES

I

UTRECHT

 

Afuera

la lluvia escribe a lápiz confusos telegramas

metáforas oblicuas

que las esquinas sucias quizá entienden

 

Afuera

la niebla bergsoniana que siempre he perseguido

y ese frío del alma

que es cuenta y es razón de lo que es mío

 

Afuera

la luz de una farola emborrona el visillo

II

BERGEN-OP-ZOOM

Los puentes amarillos

a través del pictograma de la lluvia

en los cristales del tren

 

Todo se desvanece

bajo el arco convexo de mis gafas

se emborrona

 

como si un ángel

borrara con sus alas

algo que estuviera mal escrito

 


Compartir: