Tiempo de lectura: 5 min.

que se relaciona con la historia viva yentes. (Debo confesar que esta brey discurre a través de las corrientes ve nota es el primer fruto de una lecde pensamiento que los artistas intura minuciosa y atenta que me ha corporan a sus obras. Es un lenguaje llenado de admiración). particular, muy propio de nuestro Tad Szulc ha publicado casi veintiempo, cuyas claves de lectura ofrete libros de asuntos de actualidad a lo cen algunos críticos al lector atento, largo de una brillante carrera de coa quien la autora se dirige como a un rresponsal de prensa y analista polítiamigo que comparte su misma afico. Dos de ellos versan sobre Espación. • Rafael Gómez Lópezña, donde fue corresponsal del The Egea. New York Times en la década de los sesenta y donde todavía hay numerosas personas que le recuerdan con aprecio. Es el caso mío, que en aqueTad Szulc, llos años era director del diario MaPope John Paul II drid. The Biography A Lisa Drew Book, Scribners Szulc es un periodista norteameNueva York, 1995, 542 págs. ricano con ese estilo factual que caracteriza a los buenos profesionales de su nación. Quizá por eso, el Una biografía debe ser más que Papa, que tanto ha hablado con él y fechas, sucesos y citas. Debe expreque debe conocerle bien, le previno sar el corazón de la persona, su alma, contra una acumulación lineal y llana sus pensamientos… le dijo Juan de dates, facts, quotations. No quePablo II al autor de este libro, hace na verse aprisionado entre las págipoco más de dos años, cuando hablanas de un gigantesco artículo de enron de su propósito de escribirlo. ciclopedia o Who is who?. Pero Con esas palabras que representaSzulc es un excelente escritor y aderon, sin duda, un estímulo y un desamás, como muestra su propio nomfío para él, abre Szulc el prefacio de bre, es judeopolaco de origen y posu obra. Alentado por ellas ha elabosee una particular afinidad emocional rado una biografía del Papa polaco con los pueblos de sus mayores y el en la que convergen la capacidad de universalismo propio de un intelecinformación del periodista, el rigor tual formado en tres culturas. A lo documental del historiador y la sabia que se agrega un infrecuente conocidisposición literaria de un escritor miento, incluso una familiaridad, con experto en construir obras de interés la naturaleza, la historia y la estructuque sean a la vez profundas y atrara de la Iglesia Católica. Además, al leerlo, uno tiene la impresión de que de los problemas políticos y los horiescribe deslumhrado por su biograzontes culturales de la más larga fiado, del que no es exagerado decir postguerra de la historia, a los moque es la persona más conocida del mentos tan distintos, aunque no memundo. nos dramáticos y dolorosos con que tienen que enfrentarse su acción políPara su empresa, Szulc ha realitica y su magisterio pastoral. Del zado un trabajo inmenso. Ha leído o Lolek de su infancia y primera jumás bien estudiado más de trescienventud al Juan Pablo n de su era de tos libros, ha entrevistado en inglés, Pontífice. en polaco, en francés, en italiano y en español, y de ordinario largamenEl Karol Woitila de Szulc ha rete, a casi doscientas personas, ciencorrido ese camino con firme decito ochenta de las cuales están explísión, pero sin ambiciones personales citamente mencionadas en los recoy casi sin planes de futuro. Con natunocimientos y en las notas, mientras ralidad y con una confianza que soque otras han preferido el anonimato. brecoge en que alguien, de alguna Y no se sabe, ni él lo dice, cuántas manera, encaminaba sus pasos. Maconversaciones ha mantenido con el nos amigas le conducían y le ayudaPapa mismo para recabar informaban a orientar su vida. Un sastre de ción, enmarcar sucesos, contrastar Varsovia, verdadero apóstol de jóvenoticias, repasar nombres, interpretar nes cristianos, llamado Tyranovski; acontecimientos, etc. Así es como ha el párroco de la catedral de Wawwl intentado acceder al corazón, al alma en Cracovia; después, el príncipe y a los pensamientos de Juan Pablo cardenal Adam Sapieha; más tarde ii. Siguiendo cronológicamente, con Pablo vi. Finalmente los cardenales fechas (dates), los sucesos del cónclave en octubre del 78 del (facts) de la vida de Juan Pablo n, que Szulc ofrece un detallado relaSzulc acierta a situarlos en los tres to, inicialmente movidos por el ausámbitos que envuelven su figura histríaco König y el americano Krol…; tórica: Polonia, la Iglesia, el mundo. pero también los maestros de la teoParece advertirse el hilo de un destilogía y de la espiritualidad, y figuras no providencial que guiase la vida de significativas de la historia de la Woitila: desde la localidad natal de Iglesia, que prendieron en su espíriWadowice a Roma; desde un hogar y tu. Szulc destaca entre los polacos al una familia que pronto se le deshizo, obispo mártir San Estanislao y al a los millones de hogares cristianos hermano Alberto, hoy San Alberto y no cristianos en que hoy son re(canonizado por Juan Pablo n) que cibidas su imagen y su palabra; desera de Cracovia y de principios de este siglo; a los franceses Grignion te al aborto y el birthcontrol está de Montfort de quien proviene el leoperando sobre millones de concienma mañano Totus Tuus y a Garricias como uno de esos katejones de gouLagrange, que dirigió la primera la historia de que se hablaba en la tesis doctoral del sacerdote Woitila; Iglesia primitiva, y que la reiterada a los españoles San Juan de la Cruz y voluntad ecuménica del Pontífice, Escrivá de Balaguer; a la filósofa juaunque no restaure las divisiones de deoalemana Edith Stein, y a eternos la historia, está acercando entre sí a maestros de cristianismo como Gremuchos espíritus en las diferentes gorio Magno, Tomás de Aquino, etc. confesiones cristianas. El de Szulc es un libro que no soSzulc subraya igualmente las palo interesará a los cristianos, sino a radojas de la vida y de la obra pastolas personas que quieran entender ral, doctrinal y de gobierno de Juan páginas esenciales de la historia conPablo ii. Lo que él llama, sin seguntemporánea y acercarse al corazón, das intenciones, el conservatismo teal alma, a los pensamientos de una ológico y doctrinal, que responde a de las más grandes e influyentes fique el Papa no se siente dueño de guras del siglo XX. • A.F. una doctrina, sino custodio de un depósito, y a su apasionado empeño en promover la justicia social, que él concibe a escala planetaria. E igualB. Destremau, mente remarca el indescriptible Quai DOrsay appeal de su persona, manifiesto en Derrière lafaçade viajes, ceremonias, y encuentros con Ed. Plon la gente, en verdadero calor de multiParís, 1995,459 págs. ^^MMHMHRHMHM tud, y también las dificultades que halla la puesta en práctica de criterios morales, que son capitales en el iscretamente, diplomáticamensaje de uno de los mejores comente, Destremau, embajamunicadores de la historia cristiana. Ddor y secretario de Estado El biógrafo del gran pontífice no de Exteriores durante la primera fase deja de preguntarse sobre la suerte del septenado giscardiano, nos desque pueden correr algunos de los vela algo de lo acontecido en los pagrandes propósitos históricos de Juan sillos y despachos del ministerio a lo Pablo n en el seno de la cristiandad e largo de casi cincuenta años (1945incluso en el interior de la Iglesia. 1990), período en el que el autor faPero hay que reconocer que la casi moso, por otro lado, por su destreza encarnizada defensa de la vida frenen el tenis, prestara sus servicios a

Fundador de Nueva Revista