Tiempo de lectura: 5 min.

Visité a Felipe Portocarrero el pasado mes de marzo en su despacho rectoral de la Universidad del Pacífico, una de las grandes instituciones académicas de Perú. Después de presentarle la UNIR y ofrecerle nuestra colaboración, entramos en una interesante conversación sobre la Universidad y su futuro, una temática que al rector Portocarrero le ha interesado desde hace mucho tiempo. Fruto de esa preocupación son algunas de sus recientes publicaciones entre las que destaca la que hoy comento, Dilemas de la Educación Universitaria del Siglo XXI, (Fondo Editorial, Universidad del Pacífico), escrita en colaboración con su hijo, Felipe Portocarrero Jr. y la antropóloga Paola Huaco.

Felipe Portocarrero sénior es un sociólogo formado en Perú y doctorado en el St. Anthony´s College, de la Universidad de Oxford, con la que mantiene contactos permanentes. Tiene una firme vocación universitaria, como docente e investigador y como gestor heroico, ya que haber sido rector y tras un breve paréntesis volver a serlo le depara un puesto destacado en el cuadro de honor de los héroes ilustrados.

Pero vayamos con el libro. Todo él es, de alguna forma, un alegato en favor de la educación liberal entendida como «una exploración abierta a la introspección, al contraste de perspectivas, al ejercicio y aprendizaje de un pensamiento crítico y al estímulo de la curiosidad humana». Una forma de educación que «supone cultivar entre los estudiantes una inteligencia que expanda su potencial de aprendizaje, utilice la tecnología a su disposición como un medio y no como un fin en sí mismo, sea capaz de examinar la complejidad de la realidad de una manera sistémica y no sucumba frente a los riesgos esterilizadores de la hiperespecialización».

Dilemas de la Educación Universitaria del Siglo XXI, (Fondo Editorial, Universidad del Pacífico)

PENSAMIENTO CRITICO ENTRE LOS ESTUDIANTES

Con esta perspectiva principal, el libro está dividido en dos partes. En la primera realizan un estudio crítico de los textos principales de tres autores (Martha Nussbaum, Howard Gardner y Edgar Morin) que han definido la educación necesaria para fortalecer los sistemas democráticos. Conozco personalmente a los dos primeros y su trabajo, debido a mi condición de miembro del jurado de Ciencias Sociales de los Premios Princesa de Asturias que les otorgó en distintos años tal galardón. Por ello me ha resultado especialmente grato y justificado que los autores del libro les consideren una referencia (evidentemente también Morin) en el ámbito educativo y expongan sus principales argumentos y la base conceptual sobre la que construyen sus propuestas intelectuales.

En el caso de Nussbaum lo que ella llama el enfoque de las capacidades; en el de Gardner, las inteligencias múltiples; y en el de Morin, los siete saberes necesarios para la educación del futuro. El denominador común de estos postulados es que resulta necesario impulsar un pensamiento crítico entre los estudiantes y que solo a través del cultivo de nuestra propia humanidad se podrán desarrollar las virtudes que sirvan de base para la creación de instituciones democráticas.

Felipe Portocarrero sénior es un sociólogo formado en Perú y doctorado en el St. Anthony´s College de la Universidad de Oxford tiene una firme vocación universitaria, como docente e investigador

En la segunda parte del libro se exploran algunas iniciativas de la formación liberal. Se examinan, con una aproximación igualmente crítica, los estudios de la Universidad de Oxford y más concretamente su centenario programa Philosophy, Politics and Economics, la iniciativa del University College London y el Proyecto Minerva que desarrolla la Intentional University.

Las dos partes constituyen una aproximación muy útil para conocer reflexiones, propuestas e iniciativas para esa educación liberal. Y todos estos materiales sirven de base para la parte final del libro en la que, a modo de conclusión, se presentan los grandes dilemas que componen el escenario del presente y del futuro de la Universidad contemporánea.

DIEZ GRANDES TEMAS DEL PRESENTE Y DEL FUTURO

Para ello, seleccionan 10 grandes temas que siempre han suscitado controversias y que continuarán haciéndolo. Éstas son las cuestiones y éstas las reflexiones y propuestas de los autores.

1.Repensar la identidad institucional. Es fundamental hacerlo a la luz de los nuevos desafíos contemporáneos.

2.¿Integralidad versus especialización o especialización con integralidad? Es preciso impulsar la convergencia entre ambas aproximaciones.

3.Entre el profesor que investiga y el investigador que enseña. Proponen recuperar el papel formativo de la docencia sin renunciar a la investigación como una tarea imprescindible del ADN universitario.

4.Los límites de la financiación pública de la educación superior. Ante su caída y la utilización de otras fuentes, las universidades deberán asegurar su autonomía académica frente a los poderes fácticos que pueden menoscabarla.

5.Masificación, democratización y calidad de la educación superior. Será imprescindible enfrentar el problema del aumento de los costos para acceder a las universidades ante el repliegue de la financiación pública.

6.Los peligros de la burocratización. Es preciso recuperar el liderazgo y la libertad de los profesores frente al poder excesivo que exhibe, a veces, el personal administrativo.

7.Libertad académica y financiación. Será necesario establecer acuerdos de cooperación y colaboración entre las universidades y el sector privado que no hipotequen la libertad académica.

8.¿Publicar o morir? Es imprescindible el conocimiento (la investigación) más transparente, más accesible al público en general y menos sometido a intereses comerciales.

9.La educación superior en la era digital. Nadie duda de que gracias a Internet, el conocimiento estará disponible para (casi) todo el mundo en cualquier lugar del planeta. Aunque las universidades presenciales seguirán teniendo una cierta hegemonía por algunas décadas más, la universidad digital ganará terreno en todos los niveles formativos y jugará un papel decisivo en enseñanzas como los cursos cortos especializados (SPOC por sus siglas en inglés) y otras modalidades. Es una revolución imparable para la que hay que prepararse.

10.La razón de ser de la Universidad. Las instituciones de Enseñanza Superior tendrán que enfrentar los importantes desafíos que tiene hoy la humanidad y ofrecer soluciones.

La universidad digital ganará terreno en todos los niveles formativos y jugará un papel decisivo en enseñanzas como los cursos cortos especializados (SPOC por sus siglas en inglés)

Pero en estos tiempos de turbulencia, concluyen los autores, «formar a jóvenes que cultivan su humanidad, desarrollan un pensamiento crítico, están buscando un mejor futuro personal y profesional, se encuentran abiertos a la exploración de nuevos horizontes científicos, son entrenados en metodologías rigurosas y no dejan de estar atentos al acontecer de sus respectivas sociedades, seguirán siendo la razón de ser más profunda y permanente de la universidad».

Vivimos tiempos de incertidumbre e inestabilidad (escribo esto en plena crisis del coronavirus) que exigirán a las universidades adaptase a escenarios desconocidos de inestabilidad (escribo esto en plena crisis del coronavirus) que exigirán a las universidades adaptarse a escenarios desconocidos

LA UNIVERSIDAD SIEMPRE ESTÁ EN CRISIS

Nadie podrá objetar el valor de esos fines porque en realidad, salvadas las diferencias que incorpora cada tiempo nuevo, son los objetivos de siempre. Se dice, a veces, que la universidad está en crisis. Yo creo que siempre está en crisis, pero una crisis de crecimiento y de adaptación a tiempos que cambian con celeridad y plantean permanentemente nuevos desafíos. No hay recetas mágicas que definan, en cada momento, cómo deben ser y cómo deben actuar las instituciones educativas superiores. Pero no cabe duda de que esos componentes que conforman la educación liberal, propuesta por los autores, deben ser misiones imprescindibles de su quehacer.

Catedrático emérito de Geografía Humana y presidente de la Universidad Internacional de La Rioja (UNIR)