Patricia Argerey

1 publicaciones 0 Comentarios
Investigadora del Instituto Universitario de Estudios Europeos, Universidad CEU San Pablo

El otro diálogo transatlántico

La historia de las relaciones entre la Comunidad Europea y los países latinoamericanos se remonta a mediados de los años ochenta. La primera reunión entre la entonces Comunidad y el Grupo de Río (integrado por 19 países latinoamericanos) se celebró en 1987 en Nueva York, durante la Asamblea General de las Naciones Unidas. Desde entonces, España y Portugal han sido los principales motores del acercamiento transatlántico. Prueba de ello es la «Declaración Común de Intenciones» para la intensificación de las relaciones con Latinoamérica, aneja al Tratado de Adhesión de ambos países a la CE.El diálogo eurolatinoamericano se institucionalizó, unos años más tarde, con la Declaración de Roma, en diciembre de 1990. Hasta entonces, la Comunidad Europea había suscrito con esos países acuerdos comerciales no preferenciales, denominados «de primera generación».LAS CUMBRES REGIONALESDesde que en 1999 se iniciara en Río de Janeiro el proceso de cumbres regionales, la relación estratégica entre la Unión Europea y América Latina y Caribe ha experimentado un progreso relativo.Esta primera cumbre congregó a 48 mandatarios europeos y 33 iberoamericanos y obtuvo como resultado la firma de la Declaración de Río y un Plan de Acción, destinados ambos a forjar una asociación estratégica en materia política, económica y sociocultural.En la segunda cumbre, celebrada en mayo de 2002 en Madrid, se ratificaron los compromisos adquiridos en Brasil, poniendo especial atención a la lucha contra el terrorismo, la defensa de las libertades y la negociación económica multilateral.En la tercera cumbre, celebrada en Guadalajara (México) en 2004, participó una Unión Europea ampliada a 25 Estados miembros. En esa ocasión se estableció como prioridad lograr una mayor integración económica intrarregional para luchar contra la pobreza en América Latina y Caribe.En mayo de 2006 tuvo lugar, en Viena, la cuarta cumbre eurolatinoamericana. En su declaración final se subraya el deseo de los participantes de seguir promoviendo y reforzando la asociación estratégica birregional, con la finalidad de consolidar los compromisos adquiridos.Actualmente, las relaciones se rigen por acuerdos subregionales (con Mercosur, Comunidad Andina, Centroamérica y Caribe) y bilaterales (con México y Chile).En materia de acuerdos regionales, la UE y Mercosur negocian, desde 1999, un acuerdo de asociación Mercosur reclama un mayor acceso de sus productos agropecuarios al mercado europeo y la UE, primer socio comercial de Mercosur, persigue una mayor apertura comercial en materia de bienes industriales y servicios. Las negociaciones avanzan lentamente, debido, entre otras razones, a algunos factores externos a la propia negociación, como es el caso de los nuevos escenarios políticos en América Latina.Respecto a la Comunidad Andina, en la Cumbre de Viena se adoptó la decisión de iniciar, durante 2006, la negociación de un acuerdo de Asociación, que considere el diálogo político, la instrumentación de programas de cooperación y un acuerdo comercial. Además de los posibles acuerdos de asociación, los países de la CAN gozan de un régimen de privilegios arancelarios denominado Sistema de Preferencias Generalizadas Plus (SPG +), que permite la entrada de un importante número de productos de estos países sin la imposición de derechos arancelarios.En cuanto al...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies