Jorge Villarino Marzo

1 publicaciones 0 Comentarios
Nueva Revista

Derecho e Internet

Uno de los grandes retos del mundo del Derecho es que tiene que hacer frente a la cambiante realidad social, a las respuestas que la sociedad demanda. Esta característica se ha visto incrementada notablemente como consecuencia de la caída de las fronteras en el plano económico, social, cultural e incluso político en determinadas áreas. Sin lugar a dudas, el factor probablemente más determinante en este cambio ha sido el de las nuevas tecnologías y más concretamente la aparición de Internet como un fenómeno global que ha afectado al núcleo mismo de las relaciones humanas y, cómo no, a los instrumentos que determinan o al menos regulan las mismas, entre los cuales ocupa un lugar muy especial el Derecho.Pocas personas más indicadas en España para abordar esta materia como el profesor García Mexía, catedrático de Derecho y Gobierno de Internet en la Universidad Internacional de La Rioja y experto en la materia desde hace diez años, como demuestra su condición de profesor visitante sobre la materia en el College of William and Mary. La perspectiva desde la que afronta esta obra es la de una demostración de que el Derecho de Internet ha asumido tal crecimiento en los últimos años que exige de su reconocimiento académico y ello en un ámbito tan global como el del continente europeo. Se trata de un reto difícil por cuanto el objeto de la materia es voluble y cambiante, pero además lo es a una velocidad que escapa a la fijación de la palabra escrita. Quizá este dato haga que el autor y la editorial Netbiblo tengan que asumir en un futuro más o menos próximo la publicación de una nueva edición.Se trata de una obra descriptiva, inductiva y valorativa; cualidades todas ellas que deberían informar una obra de naturaleza jurídica. La obra es descriptiva por cuanto gira en torno a la normativa europea sobre la materia, entendiendo el calificativo de europea tanto en el más integrador de la Unión como en el más amplio del Consejo de Europa. Qué duda cabe que sólo a través de una visión global de la materia y de una estrecha cooperación entre Estados pertenecientes al menos a ámbitos geográficos más o menos homogéneos, se podrá hacer frente, siquiera de manera incipiente, a este nuevo campo de regulación. Así, uno de los vectores que afloran de manera intermitente en la obra es el de los problemas derivados de la legislación aplicable y la jurisdicción competente. El anonimato que caracteriza al mundo de Internet llama a una estrecha cooperación jurídica, que se ha demostrado compleja en ámbitos con un alto grado de integración como la Unión Europea y que plantea demasiados interrogantes si pensamos más allá.También es inductiva por cuanto está construida extrayendo las consecuencias que se derivan de las diferentes soluciones que han ido dando los diversos tribunales europeos, llamando a las puertas de una suerte de construcción principialista del Derecho, probablemente el único camino posible para la regulación de muchas de las materias que por su viveza,...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies