Compartir:

“El cambio climático tiene una dimensión ética”, ya que si no lo afrontamos “estamos dejando un mundo peor a las generaciones venideras” indicó Gonzalo Sáenz de Miera, director de Cambio Climático y Alianzas de Iberdrola, en la cuarta sesión del seminario de reflexión académica Pensar el siglo XXI.

El ciclo de conferencias está dirigido por el catedrático emérito de Sociología y académico de Ciencias Morales, Emilio Lamo de Espinosa, y organizado por el Consejo Social de la Universidad Internacional de La Rioja (UNIR), que preside el exministro Jordi Sevilla, con la colaboración de Nueva Revista.

Lamo de Espinosa destacó, en la presentación, que “el cambio climático y la pandemia ponen de manifiesto la dimensión global” de los retos actuales. Y que ante el primero “carecemos de instrumentos para poder gestionar” ese desafío, aunque “el Acuerdo de París supone un gran paso adelante”.

En su ponencia, Sáenz de Miera desarrolló cinco puntos: el problema del cambio climático y la calidad del aire; el sector energético, por ser la causa del cambio climático; la ruta óptima de descarbonización en Europa; implicaciones y oportunidades; e instrumentos y políticas para lograr un modelo energético sostenible.

“España va a ser uno de los países de Europa más afectados por el cambio climático”

Explicó que “el cambio climático va a tener graves consecuencias económicas y sociales”, incluidas pobreza, hambre y emigraciones. Y advirtió que “España va a ser uno de los países de Europa más afectados”.

Citó al Foro de Davos, que señaló que los “principales riesgos para el sistema financiero internacional están relacionados con el cambio climático, la biodiversidad y con conflictos derivados de la escasez de recursos hídricos”.

Para reducir las emisiones de CO2 es preciso pasar de “un modelo energético basado en combustibles fósiles a otro más eficiente, en el que se consuma menos energía y que esta no genere CO2”. La buena noticia -subrayó el ponente- es que a través de las renovables “es posible cambiar el modelo energético a uno más limpio y más barato”. Y puso el ejemplo del vehículo eléctrico frente al de combustión interna, que va a suponer una revolución en el transporte y en la economía.

Señaló que la transición energética, que la presidenta de la Unión Europea Ursula von der Leyen se fijó como palanca de liderazgo, supone “una revolución industrial y una oportunidad económica” para Europa; y que España está inicialmente bien posicionada -“tenemos tecnologías y sol”-, pero advirtió que es preciso “aprovecharla” porque hay “una fuerte competencia global”.

Se trata de “un reto ambicioso y complicado pero es posible”. Actualmente “hay empresas dispuestas a invertir, y bancos dispuestos a financiar” apuntó Sáenz de Miera. Solo faltan “políticas”, incluidas las fiscales, de forma que quien “contamine, pague”. Y va tener beneficios en economía, en empleo y en salud.

FERNANDO RUIZ: CAMBIO CLIMÁTICO, PROBLEMA GLOBAL

Participó como panelista Fernando Ruiz, director de Sostenibilidad de Repsol, que calificó al cambio climático de “problema global”, un reto de tal magnitud que solo se puede afrontar y gestionar “mediante una gobernanza global”.

Subraya que “no estamos sabiendo gestionar el reto que se nos viene encima”, pero no es el único. Tenemos también “los retos del agua, la biodiversidad, el plástico”.

Fernando Ruiz.

CRISTINA RIVERO: HOJA DE RUTA PARA UN PLANETA MEJOR

También intervino Cristina Rivero, directora del Departamento de Industria, Energía, Medio Ambiente y Clima de la CEOE, que expuso algunas razones para el optimismo.

Destacó el carácter de proyecto país de la Ley de Cambio Climático; la apuesta que supone “la agenda 2030, hoja de ruta para conseguir un planeta mejor”; el Green Deal y la oportunidad que suponen los fondos de la Next Generation, remarcando que “la sostenibilidad es uno de los condicionantes para acceder a los fondos europeos”; así como la entrada de la banca y de los agentes inversores.

Cristina Ribero.

ASUNCIÓN RUIZ: DERECHO HUMANO AL MEDIO AMBIENTE

Finalmente participó en la sesión Asunción Ruiz Guijosa, directora ejecutiva de SEO/BirdLife, que alertó de que estamos en un “momento de emergencia ecológica”. Se trata de “una emergencia social no un capricho naturalista”; y debemos plantearnos qué “tipo de sociedades queremos en el siglo XXI”. Porque “nos estamos jugando el futuro de la humanidad”.

Asunción Ruiz Guijosa.

Apuntó que “el crecimiento ilimitado no es posible”, y que “un simple virus ha hecho tambalearse al modelo”. Explicó que “más del 70% de las enfermedades infecciosas del mundo tienen que ver con zoonosis -que pasan de animales a humanos-“. Y ello refleja “el desequilibrio que estamos provocando en la naturaleza”.

Asunción Ruiz abogó, finalmente, por establecer “un nuevo derecho humano: el derecho al medio ambiente”, necesario en este momento, como lo fue la Declaración de 1948 después de la Segunda Guerra Mundial. Y planteó la necesidad de poner la política ambiental en el centro -como ya ocurre en España-, para que las democracias afronten la amenaza contra la naturaleza y se conviertan en “ecocracias”.


Compartir: