Isidoro Rasines

6 publicaciones 0 Comentarios
Profesor de Investigación, Instituto de Ciencia de los Materiales, CSIC
Nueva Revista

Universidad y diversidad

La concepción que tenemos de Universidad ahora dista mucho de ser lo que era, el sistema universitario se mueve. La sociedad reclama que se extienda la enseñanza superior a un porcentaje creciente de la población. La visión en EEUU, Japón y Reino Unido.

Amoniaco para el hambre

Cuando se pregunta a la gente cuál es el adelanto técnico más importante del siglo pasado, hay respuestas para todos los gustos: los aviones, los reactores nucleares, los vuelos espaciales, la televisión... los ordenadores. En cambio, el autor de este libro comienza afirmando que ninguno ha sido tan importante para la humanidad como la síntesis del amoníaco a partir del nitrógeno y el hidrógeno, porque ha hecho posible que la población mundial creciera desde mil seiscientos millones de personas en 1900 hasta los seis mil millones actuales.La escasez de nitrógeno es quizás el factor más importante que limita tanto la producción de las cosechas como el crecimiento humano. Al presentar la historia del nitrógeno con sus episodios, múltiples facetas y consecuencias, el autor Vaclav Smil ofrece al lector cuestiones varias sobre la investigación científica, el conocimiento antiguo de las legumbres más nutritivas, las relaciones de la agronomía tradicional con la bioquímica actual, la creación de la nueva industria a comienzos del siglo XX, los incidentes asociados con la búsqueda de más alimentos de mejor calidad, y los cambios en el medio ambiente que provoca el exceso de nitrógeno.El autor comienza señalando la posición singular que ocupa el nitrógeno en la biosfera, el papel que juega en la producción de las cosechas y los medios tradicionales para aportar los nutrientes. Continúa exponiendo los intentos por aumentar las aportaciones naturales de nitrógeno mediante fertilizantes minerales y sintéticos. Se centra, además, en el descubrimiento de la síntesis industrial de un compuesto asimilable del nitrógeno, el amoniaco. Se logró no por casualidad —si es que algún descubrimiento tiene este origen— sino tras muchos intentos, gracias al talento y la laboriosidad de un profesor de Karlsruhe, Haber, y un ingeniero químico, Bosch, de la empresa química más importante entonces del mundo, la Badische Anilin und Soda-Fabrik (BASF).En los capítulos centrales relata cómo Haber hubo de superar grandes dificultades y contradicciones al patentar, entre los años 1908 y 1910, sus resultados: en primer término, la oposición tenaz de los dirigentes de la BASF, que se resistían a subvencionar la investigación sobre presiones y temperaturas elevadas; y, sobre todo, la rivalidad de Nernst, que se referiría por escrito, más de una vez, a la falsedad de los resultados experimentales de Haber. A pesar de que el gran químicofísico Nernst tenía bien probada su autoridad, pues había establecido dos años antes el tercer principio de la termodinámica, no hay duda de que cometió un serio error al infravalorar el trabajo de Haber.Los capítulos siguientes del libro se refieren al nacimiento de la gran industria de los fertilizantes de nitrógeno y sus productos diversos, y al análisis de cómo dependemos del proceso Haber-Bosch, con abundantes referencias a buen número de países, así como a las consecuencias de este proceso en la biosfera. Tras considerar el papel que ha desempeñado el nitrógeno en la historia humana se consigna, a modo de posdata, las adversidades que, después de su importante descubrimiento, sufrieron Haber y Bosch hasta el triste final de...
Nueva Revista

Euclides, Hilbert y el futuro de las Matemáticas

La Unión Matemática Internacional (UMl) acordaba hace unos diez años celebrar la llegada del siglo XXI al estilo de David Hilbert en el congreso internacional de París, en 1900, cuando propuso una colección de 23 problemas para resolver a lo largo del siglo XX. El 6 de mayo de 1992, en su declaración de Río de Janeiro, la UMl proclamaba el año 2000 como Año Matemático Mundial, y se proponía: 1) determinar los grandes problemas que tiene planteados la matemática al comenzar el siglo XXI; 2) lograr para la mayoría de los países miembros de la UNESCO un nivel en esta ciencia que les permita ingresar en la UMl; y 3) mejorar más aún la imagen de las Matemáticas. Isidoro Rasines comenta los logros de la comunidad científica en cada uno de estos apartados.

Nueva Revista

Supermateriales 1996

Dos elementos químicos tan diferentes como el helio y el carbono son noticia este año. No tenían entre sí casi nada en común. Y desde ahora, tras la concesión de los premios Nobel 1996, quedarán unidos para siempre en la historia de la ciencia. El de física acaba de otorgarse a tres científicos: D. Osheroff, de la Universidad de Stanford (California); D. Lee y R. Richardson, de la de Cornell (Nueva York), por haber descubierto, hace 25 años, que el isótopo de masa tres del helio es superfluido. El de química ha sido concedido a otros tres científicos, H. Kroto, de la Universidad de Sussex (Inglaterra) y R. Curly R. Smalley, de la Universidad de Rice, en Houston (Texas), por haber descrito en 1985 una nueva forma del carbono, llamada fulereno, que es la matriz de los materiales superconductores moleculares de temperatura crítica más elevada que se conocen hoy.

Testimonio abierto de un afortunado

Paul Johnson
The questfor God
A personal Pilgrimage

Weidenfeld and Nicolson
Londres, 1996, 216 págs.

Nueva Revista

Las Conferencias Gordon

A finales de los años veinte, el profesor Neil E. Gordon inició las Conferencias que ahora llevan su nombre. Calidad científica y comunicación fluida y eficaz entre científicos de primera fila definen estas "Conferencias  Gordon".

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies