Diego Mora-Figueroa

2 publicaciones 0 Comentarios

Ubú centenario

Hace ahora exactamente 100 años que Alfred Jarry estrenó su provocadora obra Ubú Rey. Con ella inauguró un teatro basado en la negación del teatro. Pero, paradójicamente, desde esa negación Jarry redescubrió la teatralidad en el preciso momento de su progresiva decadencia.

Las dos Iberias

Viajo a un pequeño país del Cáucaso que los antiguos llamaban Iberia o Iberia  de  Oriente  para  distinguirla  de  la  Iberia de Occidente, la nuestra. Por  lo  tanto  tenemos  dos  Iberias, una  a cada  extremo  del continente  europeo.Y aunque sea trivial constatarlo, ir derecho de una Iberia a otra es cambiar dos veces de continente y encontrarse en el de partida, dejar Europa, si viajamos  en sentido oeste-este, en el Bósforo y volver a encontrarsela en el Cáucaso, salir por una puerta y entrar por otra.Esa otra puerta de Europa se presenta bajo la forma bastante mezquina de un paso fronterizo parecido a un tunel de lavado de coches, casi desierto además. Se llega por un carril que bordea el Mar Negro, al pie de un acantilado mordido por voladuras y desprendimientos, zigzagueando entre gigantescos bloques de piedra grís, todo envuelto en una densa niebla si el tiempo es húmedo, en una nube de polvo si es seco. Yo llego en un minibus turco con cortinas de terciopelo granate con galones y un enorme ramo de rosas de plástico en el salpicadero. También hay banderines del equipo de fútbol local y el conductor comenta el reciente triunfo del Atlético de Madrid.En la capital de la otra  Iberia  me  beneficio  de la hospitalidad característica del  país y dan una cena en mi honor dos mellizos a los que llamo los  Dioscuros en erudita alusión a Cástor  y  Pólux,  que  acompañaron  a Jasón  en  su  expedición a estas costas para arrebatar el vellocino de oro al rey Aetes. Los mellizos no se parecen nada. El mayor es moreno y chaparro,  el  pequeño  rubio  y  menudo;  con  ojos  negros  como  pozos  el  primero,  azules  y  chispeantes  el  segundo  (lo de "mayor" y "pequeño" no es un lapsus-. ocurre con los mellizos que el que sale el último viene de lo más profundo del vientre y por lo tanto ha sido concebido el primero, y suele notarse).Naturalmente,  nos  enfrascamos   en  una  conversac1on  sobre la identidad de las dos Iberias,  interrumpida  por  innumerables brindis, ya que la tradición local es no beber sin levantar la copa y estamos todos muertos de sed. Por lo pronto, nos ponemos  de acuerdo  sobre el parecido  entre el vino  de Rioja y el de Kajetia, el más famoso la zona. En estas condiciones, dudar de los lazos entre  nuestros respectivos pueblos es una falta de cortesía, pero cuesta disimular el desasosiego que produce la idea recurrente de haber viajado miles de kilómetros para  encontrarse  en una patria  alternativa.La idea de que existe una relación entre las dos Iberias es antigua. El historiador griego Megástenes, citado por Estrabón y Flavio Josefo, atribuía al rey de Babilonia Nabucodonosor la deportación de una parte de los íberos de Occidente al Cáucaso tras su victoria sobre  Hércules.  En  fuentes más tardías se habla de Alejandro Magno o de Constantino. Carlos von Humboldt (hermano del geólogo y naturalista) atribuía un origen caucásico al pueblo íbero de la Perúnsula y a sus supuestos desciendentes...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies