Daniel Ureña

3 publicaciones 0 Comentarios
Presidente de The Hispanic Council

El fin de la era Obama: luces y sombras de su legado

Análisis de los ocho años de gobierno de Barack Obama en Estados Unidos. Su llegada a la Casa Blanca fue un acontecimiento histórico, pero su gestión a lo largo de sus dos mandatos está lleno de claroscuros.

John McCain, un soldado en la Casa Blanca

Para muchos medios de comunicación de Europa las elecciones de Estados Unidos son sólo una pugna entre Barack Obama e Hillary Clinton. El resultado es que cientos de miles de europeos, por no decir millones, desconocen que esto es sólo el 50% de la realidad. Falta otra parte. La de un candidato desconocido a este lado del Atlántico pero con una historia personal que tal y como señalaba la revista Newsweek «deja a los demás candidatos como pigmeos».La prensa europea rezuma antiamericanismo. Lo pudimos comprobar durante los meses previos a las elecciones presidenciales de 2004, donde grandes periódicos de España, Francia, Italia, Alemania, etc., hacían campaña abiertamente en favor de John Kerry y contra George W. Bush. Trasladaban un clima de opinión en el que votar al Partido Republicano era impensable. Pero pasó lo que no preveían. Los ciudadanos norteamericanos dieron su confianza de forma masiva al presidente que había ordenado el derrocamiento de Sadam Husein.Algo parecido está sucediendo en estas elecciones. Sólo importan los demócratas, ya que se da por hecho que el próximo inquilino de la Casa Blanca será de este partido. Pero para eso antes tendrá que vencer a uno de los candidatos más fuertes que el GOP (las siglas en inglés de Great Old Party, como se conoce allí el Partido Republicano) ha presentado en los últimos años: John McCain.SUS ORÍGENES Para comprender quién es John McCain hay que conocer de dónde proviene. John Sydney McCain III nació en Coco Solo, en una base militar de la zona del canal de Panamá en 1936. Tiene ahora 71 años, lo que le convierte en el candidato presidencial de más edad en la historia del país. No obstante, esto parece no suponer un problema y su respuesta ante esta cuestión es siempre la misma: que le pregunten a su madre, Roberta McCain, de 93 años, si su hijo es viejo. Su madre es uno de los principales activos de su campaña. Es una mujer fuerte y de carácter que está aportando mucho a su carrera hacia el 1400 de Pensilvania Avenue.McCain es, ante todo, un soldado, que ha vivido el espíritu de honor, disciplina y sacrificio de los grandes militares. Su abuelo, John S. McCain Sr., fue un famoso almirante de la Marina, que tuvo un papel decisivo como piloto en la batalla de Okinawa en 1945 y que contribuyó a que Estados Unidos ganara la II Guerra Mundial. Su hijo, John S. McCain, también sirvió en la Marina, con el mismo rango de almirante y participó activamente en la guerra de Vietnam. Estos eran los antecedentes militares de John McCain, una herencia que como reconoce él mismo en su libro Faith of my fathers le intimidaba, pero a la que va a estar ligado para siempre.En 1954, tras concluir sus estudios en el norte de Virginia en un colegio episcopaliano, religión que profesa, entró en la Academia Naval, por donde habían pasado su abuelo y su padre. Su primer destino fue en Pensacola, Florida, y luego...

Alegato por la democracia

]Natan Sharansky, nacido en Ucrania en 1948, pasó nueve años en las cárceles de la KGB por su oposición al régimen soviético, hasta que fue liberado en 1986. Fue uno de los colaboradores más estrechos de Andrei Sajarov, considerado unos de los grandes símbolos de la defensa de los derechos humanos. En 2004 Sharansky publicó The case for democracy, que ha sido una de las obras más influyentes (y más vendidas) de los últimos años en la política internacional. Recientemente el libro ha sido traducido al castellano, lo cual ayudará a los lectores a comprender los principios que inspiran buena parte de la política internacional de la Administración Bush.Tras la última victoria presidencial republicana el libro se convirtió en un fenómeno social en Estados Unidos. Los neoconservadores estaban en su momento álgido y la obra de Sharansky era presentada como el libro de cabecera del presidente.La obra, que recoge las experiencias del autor en las cárceles del Gulag soviético, es clara y contundente. Sharansky defiende que cuando se permite a las personas elegir entre tiranía y libertad, la gran mayoría elige vivir libremente y que, por tanto, la aspiración a ser libres es algo universal, no exclusivo de Occidente. Rebate así una premisa del pensamiento diplomático occidental que dice que ciertos pueblos son incapaces de gobernarse por medio de una democracia o que carecen del deseo de ésta.Sharansky señala que el mundo actual se divide en dos tipos de sociedades, las sociedades libres y las sociedades del miedo, donde reinan la tiranía y la opresión. El autor insiste en que la capacidad de transformación social que posee la libertad es ilimitada y que por eso los gobiernos occidentales deben trabajar para extenderla y propiciar que las sociedades del miedo se conviertan paulatinamente en sociedades libres. En este sentido, señala que la paz en Oriente Medio llegará cuando llegue la democracia, y que por ello debe ayudarse a que la libertad y la democracia calen poco a poco entre esos pueblos. Una tarea difícil y a largo plazo pero para el autor necesaria. No obstante, Sharansky insiste en que debe superarse otra división que existe, a su vez, en el seno de las sociedades libres: donde unos creen en el poder de la libertad para cambiar el m u n d o y otros no.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies