Carlos Malamud

4 publicaciones 0 Comentarios
Catedrático de Historia de América. UNED. Investigador principal para América Latina del Real Instituto Elcano

Elecciones en América Latina. 2014, un año de intensa actividad

El autor analiza el panorama electoral latinoamericano, destacando las próximas elecciones de Chile, Honduras, El Salvador, Costa Rica, Panamá, Colombia, Brasil, Uruguay y Bolivia. Estas elecciones configuran una agenda electoral de una intensidad sin precedentes que condiciona el espectro ideológico latino y el futuro de la democracia y la calidad institucional en la región.

América Latina 2011: un interesante año electoral

Una nueva década de posibilidades parece abrirse para América Latina. Pero también existen algunos riesgos. En cualquier caso, 2011 será un año decisivo electoralmente. Se prevé que las opciones políticas que se decidan en los próximos años, avalarán cierta continuidad, pero nunca pueden descartarse las sorpresas.

Chávez y la creciente conflictividad interna en el continente

A lo largo de 2006, América Latina ha pasado por una fase de intensa actividad electoral. Después del rotundo triunfo de Evo Morales en Bolivia, a fines de 2005, se esperaba, siguiendo la teoría del dominó, que el eje de los comandantes (La Habana-Caracas o Castro-Chávez), engrosado con el aporte indigenista boliviano, saliera bastante reforzado tras las distintas contiendas electorales del periodo. Desde esta óptica, las perspectivas no eran malas, especialmente en lo que se refiere a Perú y México (y terminando en Ecuador y Nicaragua). Sin embargo, en los dos primeros países, las cosas se desarrollaron por carriles distintos a los previstos y el «socialdemócrata» Alán García y el conservador Felipe Calderón se impusieron a los candidatos populistas, Ollanta Humala y Andrés Manuel López Obrador.Si bien estos dos últimos eran del total agrado del actual bloque nacional-militar-populista —Humala fue apoyado explícitamente, y con amplio respaldo económico, por Chávez, que intervino de forma abierta en la campaña presidencial peruana—, reforzar la candidatura etnocacerista de Humala suponía atacar frontalmente a García. El gobierno de Alejandro Toledo, pese a la escasa simpatía que sentía por el candidato aprista, denunció la ingerencia chavista en la campaña y el intercambio de acusaciones cruzadas, que fue en aumento, terminó con la retirada de embajadores.Este breve relato sirve para introducir el problema de la creciente conflictividad interna en América Latina y para tratar de ver cómo los actuales procesos electorales, debilitando o reforzando determinadas posiciones, han incidido en la situación global de la región y han atenuado o intensificado algunos de los conflictos bilaterales existentes, que se han recrudecido de un tiempo a esta parte.Hugo Chávez llegó al poder en 1998, tras ganar limpiamente unas elecciones coincidentes con el mayor desprestigio de los partidos políticos tradicionales venezolanos. Desde entonces, y pese a su pasado golpista y a su deriva populista y antidemocrática, muchos de sus colegas latinoamericanos lo miran como una persona extravagante, pero, a fin de cuentas, como a uno de los suyos. La teoría dominante era que Chávez finalmente podría ser reconducido a la «normalidad democrática», pese a su acercamiento a la Cuba castrista y sus continuos ataques a la democracia representativa. Estos hechos no sólo no provocaban excesivos problemas, sino también solían despacharse con el ligero comentario de «así es Chávez». La llegada de Lula a la presidencia en Brasil, reforzada posteriormente con los triunfos electorales de Néstor Kirchner, en Argentina, y Tabaré Vázquez, en Uruguay, unidos a la presencia de Ricardo Lagos, en Chile, dieron lugar a la teoría del «giro a la izquierda».La aparente sintonía política e ideológica entre buena parte de los mandatarios suramericanos permitió plantear que había llegado el momento de avanzar decididamente en la integración latinoamericana. Desde esta perspectiva, la integración, a la que algunos adjetivan como bolivariana, favorecería a los pueblos de la región en su disputa contra el imperialismo norteamericano, que por entonces tenía como principal objetivo regional la construcción de un área continental, o hemisférica, de libre comercio, el ALCA (Área de Libre Comercio...

Relaciones manifiestamente mejorables

El autor trata de describir las características centrales que tiene la política española hacia América Latina, además de proponer medidas que se pueden adoptar para mejorar las relaciones.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies