Ana Palacio

1 publicaciones 0 Comentarios
Nueva Revista

La energía como nueva frontera, diálogo con Loyola

Loyola de Palacio ocupó el cargo de vicepresidenta de la Comisión Europea y responsable de las áreas de Transportes, Energía y Relaciones con el Parlamento Europeo entre 1999 y 2004. Política de raza y valiente, su legado es una Europa de la energía, competitiva y de calidad al servicio de los ciudadanos. Precursora en el entendimiento de la dimensión estratégica de la energía, su Libro Verde de 2000 lanza una estrategia europea posteriormente articulada en un monumental acervo legislativo para Europa, en torno a tres ejes:- Medidas para salvaguardar el suministro de energía en Europa. Lanzó el diálogo de la energía con Rusia en 2000 y logró fomentar la integración de los países vecinos en una comunidad energética.  - La competitividad de la industria europea. Mediante el acuerdo histórico de liberalización de los mercados eléctricos y del gas en la UE en 2002, estableció los cimientos de un mercado energético verdaderamente interior que condujo a una competición sana entre operadores, respetando al mismo tiempo las exigencias del ámbito del servicio público. - Fomento de medidas medioambientales y de la energía eficaz. Su ambicioso plan para aumentar la eficacia de la energía cobró forma en la propuesta europea de eficacia energética para edificios que se adoptó en 2002.Entre sus numerosas propuestas innovadoras también se cuentan las relacionadas con combustibles biológicos (adoptada en 2003), la de cogeneración (adoptada en 2004) y la primera directiva de la historia de la UE sobre energías renovables (adoptada en 2001). También introdujo el debate acerca del papel de la energía nuclear en el marco de la reducción de emisiones de CO2.Loyola se adelantó a su tiempo en lo que hoy es conocido por todos, es decir, que la energía representa uno de los desafíos más cruciales que afronta la Unión Europea en la actualidad; un desafío relativo a la integración, así como a la proyección de la UE en el mundo.La energía cada vez depende más de proveedores externos, y los problemas de la seguridad de suministro y la incertidumbre de precios están convirtiéndose en elementos importantes de las políticas europeas. Tuve el privilegio de conversar a menudo con Loyola sobre el papel Loyola fue capaz de prever lo que hoy es conocido por todos, es decir, que la energía representa uno de los desafíos más cruciales que afronta la Unión Europea en la actualidad; un desafío relativo a la integración, así como a la proyección de la UE en el mundo. fundamental de la energía como impulsora de la unificación europea desde la comunidad de carbón y acero y EURATOM. Medio siglo después, en este momento crucial, la energía vuelve a revelarse como asunto vital de la Europa ampliada, y -me atrevería a decir- el tema principal en torno al cual podemos construir la «Solidarité de faits» que sirvió de cimiento a nuestra estructura actual.El paradigma de la energía está experimentando cambios profundos que no alcanzamos a apreciar en su verdadera magnitud. Además de la emergencia de nuevas soluciones tecnológicas para energías renovables y eficaces, se...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies