Fernando Inciarte

4 publicaciones 0 Comentarios

El estudio de las Humanidades: ¿revolución objetiva o revolución política?

Anticipamos uno de los capítulos de la recompilación de textos y artículos de Fernando Inciarte que, a título postumo, aparecerá próximamente bajo el título Liberalismo y republicanismo, en la Colección Filosófica de la editorial EUNSA (Pamplona).

El bucle melancólico en perspectiva

En los minutos previos a su entrada en el quirófano, Fernando Inciarte me habló de este artículo que ahora aparece en NUEVA REVISTA, y que -dada su grave situación clínica- tanto él como yo intuíamos que podría ser el último de los cientos que habia publicado a lo largo de una larga y fecunda vida intelectual. Quien no le haya conocido, o al menos quien no se haya encontrado con alguien que ejerce apasionadamente su vida filosófica, podrá pensar que es extemporáneo gastar los últimos momentos de la vida terrena en hacer una precisión aparentemente mínima sobre un trabajo intelectual. En cambio, a algunos de los presentes en la sala de urgencias de la Clínica Universitaria de Navarra, nos pareció natural que Inciarte demostrara una vez más, ya con un pie en el estribo, que la filosofía no le interesaba como algo acerca de lo que se habla, sino como algo que se vive y de lo que se vive. Y tampoco nos extrañó que no lo hiciera de manera patética, sino con una sonrisa ligeramente irónica en los labios, momentos después de haber reafirmado, también con sencilla normalidad, la solidez de su fe cristiana.

Su última voluntad, porque no fue otra cosa, era la de mencionar en este artículo, la aparición del último libro de Jon Juaristi, El bosque originario (Taurus, Madrid, 2000), sobre el que había iniciado una breve reflexión complementaria, que quedó inconclusa en su ordenador. Su penúltima observación, por cierto, se había referido a una tesis doctoral sobre el cálculo infinitesimal en Hegel, que había terminado de revisar la mañana de ese mismo 9 de junio en el que falleció.

El hecho de que en estas dos indicaciones finales Femando Inciarte hablara, sin solución de continuidad, de un tema que roza la actualidad palpitante y de otro que parece la quintaesencia de la acribia histórica no denuncia escisión alguna en sus intereses y compromisos filosóficos. Era intelectual de una pieza, con una amplitud humanista llena de matices y coherencia inesperada. Como este mismo artículo muestra, abordaba problemas culturales y políticos candentes con la serenidad y la hondura de aquellos para quienes el pensamiento filosófico y el mundo del arte son aún más real es que las incidencias y variaciones de las coyunturas sociales.

En sus tratamientos del problema vasco se daban cita, además, la pulsión de su origen donostiarra y su interés creciente por las implicaciones entre nacionalismo y psicoanálisis, tema del que acababa de hablar minutos antes de que le sorprendiera un accidente vascular ante un grupo de estudiantes de Doctorado de la Universidad de Navarra, en la que era Profesor Extraordinario. La figura del esloveno Slavoj Zizek había centrado buena parte de sus reflexiones, aunque sus últimas palabras en el aula -otra vez la síntesis paradójica- habían estado dedicadas al viejo Aristóteles, del que era un especialista internacionalmente reconocido.

El horizonte filosófico de quien fue Decano en las Facultades de Filosofía de las Universidades de Friburgo, de Brisgovia y de Münster, se extiende desde la filosofía clásica y medieval hasta la posmodernidad y el deconstruccionismo, pasando por un conocimiento incomparable del idealismo trascendental. Pensador de gran finura y penetración, dialogó con los mejores filósofos de su tiempo, entre los que cabe señalar a Heidegger, Blumemberg, Anscombe, Spaemann, Putnam, Dummett, Pieper o Kaulbach. Era una persona de extraordinaria calidad humana, hombre de diálogo, apasionadamente abierto a todo los planteamientos y actitudes donde encontrara un adarme de lucidez, una chispa de verdad. Tras él queda un grupo internacional de discípulos unidos a su pensamiento por vínculos más fuertes que los de la erudición, quienes ahora se disponen a dar a conocer la rica y originalísima obra inédita que deja como legado a los españoles del siglo que termina. Una excelente y dolorosa noticia.

Tolerancia ilustrada y tolerancia republicana

A partir de tres novedades editoriales: Carlos Thiebaut, De la tolerancia, Visor, 1999; Jon Juaristi, Sacra Némesis, Espasa Calpe 1999; y José María Beneyto, Tragedia y Razón. Europa en el pensamiento español del siglo XX, Taurus, 1999, Fernando Inciarte analiza y critica los conceptos clave para comprender el papel de España en Europa y en el mundo globalizado.

Prólogo a Catalanes, un libro escrito por escribir

"It is his triumph that he
is able to sustain a comic
surface while his darker
intentions gather below "
Newsweek

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies