Carlos Cantero Ojeda

1 publicaciones 0 Comentarios
Senador de la República de Chile

Coalición por el cambio: Rompiendo con los moldes del pasado

LAS CLAVES DE LA VICTORIA Una de las esencias de la democracia es la alternancia pacífica del poder, y Chile, el pasado domingo 17 de enero, dio al mundo un testimonio ejemplar del valor de su institucionalidad y de la madurez cívica de los distintos actores, en especial de su sociedad civil. Todo ello es motivo de legítimo orgullo tanto para la propia democracia como para los propios chilenos. Después de cincuenta y dos años, y en unas elecciones plenamente democráticas, el centro-derecha chileno obtiene un triunfo incuestionable. Con él se reafirma la gran tradición republicana del país. La ciudadanía optó por dejar atrás paradigmas y divisiones del pasado, miró hacia el futuro y configuró nuevos símbolos, visiones y sueños que encarna la Coalición por el Cambio. Un proyecto en el que se ha depositado la confianza para dar respuesta a las prioridades de progreso y desarrollo que anhelan todos los chilenos. Parafraseando al propio Frei, quien sugería a la ciudadanía chilena «No virar a la derecha», podemos decir que Chile prefirió no aceptar su desplazamiento a la izquierda. Se rechazaba la continuidad de una Concertación desgastada y vacía de nuevas ideas para encarar los retos y desafíos que tiene ante sí el Chile del siglo XXI. Las claves de este triunfo fueron: a) la capacidad del centro-derecha chileno para competir internamente por la definición de su liderazgo, dejando atrás los falsos espejismos de «liderazgos naturales» sin auténtico fundamento;b) la ampliación de sus fronteras político-electorales, tendiendo y construyendo puentes con generosidad, altura y amplitud de horizontes; c) la capacidad de trabajo en equipo, eliminando los improductivos egoísmos partidistas que tradicionalmente dividían aguas, para llevarlas al propio molino, y d) la cercanía con la gente de Piñera, que reveló un gran potencial empático. LA COALICIÓN POR EL CAMBIO O LA CONSTRUCCIÓN DE UNA MAYORÍA Ahora bien, se ofrecería una visión parcial de la realidad si la base del triunfo se circunscribiera exclusivamente a los últimos meses de campaña. Hace cinco años, en el Consejo de Renovación Nacional, planteé que el partido debía poner en valor la candidatura de Sebastián Piñera. Mi proyecto era expandir nuestras fronteras en el ideario de la gente y de nuestro propio conglomerado. Algunos lo vieron como una temeridad, pero lo cierto es que el objetivo se consiguió ampliamente. No en vano, para sorpresa de muchos, el ganador de la primera vuelta en aquellas elecciones, y quien tomó el liderazgo del centro-derecha chileno, fue Sebastián Piñera. Otro factor importante para explicar la victoria alcanzada ha estado en la creación de la Coalición por el Cambio, una iniciativa que surge de los senadores Fernando Flores y Carlos Cantero. Su pretensión era y es ampliar las fronteras tradicionales de la Alianza conformada por la Unión Demócrata Independiente y Renovación Nacional. Había que acoger ideas y proyectos para superar las graves desigualdades sociales del país y corregir las disparidades regionales, causadas en buena medida por la vigencia de un negativo centralismo. Había que atraer a todos aquellos que migraron de la Concertación (trasbordo político), buscando un...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies