Compartir:

Con este nombre se ha bautizado la recientemente inaugurada exposición del archivo fotográfico del Madrid, Diario de la Noche, cuya misión quedó descrita como «una apuesta periodística por la democracia y la integración en Europa».


A lo largo de aquellos años, del 66 al 71 del pasado siglo, trabajaron al unísono y en pos de la libertad de expresión dos centenares de periodistas, escritores, universitarios y publicistas, dirigidos por Antonio Fontán, actual editor de Nueva Revista, y presididos por Rafael Calvo Serer.


La dignidad y el aprecio por la libertad de quienes hacían el diario impidieron que aquel periódico siguiera publicándose, aunque años más tarde sus tesis triunfarían. En los próximos días quedan a disposición del público en la madrileña calle Larra una selección -comprendidas entre 1926 y 1971- de las más de 80.000 fotografías, que acaban de ser catalogadas y digitalizadas.


A la inauguración asistió Esperanza Aguirre, presidenta de la Comunidad de Madrid, cuyo apoyo, a través de la Consejería de Cultura, ha permitido que este proyecto impulsado por la Asociación de Periodistas Europeos y la Fundación Diario Madrid llegara al puerto en el que los madrileños y el resto de los españoles pueden acercarse a recordar cómo era el Madrid de aquellos años. En las páginas que siguen a continuación podrán encontrar algunas citas de los textos que se incluyen en el catálogo de la exposición junto a una selección de las fotografías.


map_img1.jpg


Madrid, al amanecer, es de Velázquez. De día, es de Goya. La casa de los ricos, los jardines, los paseos, los edificios públicos y los bares elegantes son de Velázquez. El Rastro, los mercados, la Casa de Campo, los domingos, la Puerta del Sol, el Gran San Blas, el metro y las tascas son de Goya.
Luis Carandell, vicepresidente de la Asociación de Periodistas Europeos entre 1986 y 2002, en Vivir en Madrid, Editorial Kairós, 1967


map_img2.jpg


Las ciudades, especialmente las ciudades grandes y con alguna historia, tampoco tienen en ningún momento un guión previo o único. La ciudad es un producto social, una construcción colectiva resultante de un conjunto de pactos, acuerdos o coincidencias de muy distintas índoles.
Bernardo Yzenga.


map_img3.jpg


map_img4.jpg


¿En qué consiste tal encanto, rayano en el encantamiento?
En la talla humana de las casas y de las cosas; en la
accesibilidad de espacios comunes de uso cotidiano, terrazas
y cafés, iglesias y comercios, donde poder adquirir las
pequeñas cosas que se necesitan todos los días;
en su estabilidad; en la relación cordial de los vecinos que
puede ser tal porque ni somos innumerables ni volanderos.
Ya que el barrio de los Austrias no es repetible
en el Madrid moderno.

Miguel Herrero de Miñón


map_img5.jpg


map_img6.jpg


Revuelvo en mi memoria para recordar nombres,
declaraciones, incidentes, fechas y anécdotas
que forman una historia vertiginosa y desordenada,
parte de la cual me tocó
vivir desde el privilegiado
observatorio del Diario Madrid.
Nativel Preciado


map_img7.jpg


map_img8.jpg


map_img9.jpg


Tranvía 45, línea Cuatro CaminosDelicias. El viajero
atraviesa el corazón de la ciudad, margina barrios deprimidos
con vida propia. La ciudad se identifica por la reproducción
o memoria siempre confusa de tres zonas centrales,
que el tranvía recorre: Chamberí, Salamanca, Lavapiés.

Clemente Auger


map_img10.jpg


map_img11.jpg


Fue la primera vez que tuve la sensación inequívoca de lo injusto
del régimen, que planeaba sobre nuestras conciencias de una forma
más bien abstracta, tenía una consecuencia concreta que me afectaba
a mí directamente; aunque obviamente la pérdida de «mi periódico»
no tuviera comparación posible con lo que sufrieron Antonio Fontán,
los periodistas y los trabajadores del Madrid.

Ricardo Aroca (en referencia al cierre del Madrid)


map_img12.jpg


Compartir: