Compartir:

I. Hannah Arendt

El interés que despierta Hannah Arendt es tanto biográfico como filosófico y nadie que se haya acercado a su obra habrá podido pasar por alto su condición de judía y de exiliada.

Es el trágico y tortuoso siglo XX el trasfondo sobre el cual destacan sus aportaciones y su constatación de que la política tiene que ver con ese nosotros común que se perfila en la esfera pública, distinguiéndose de los intereses privados que pervierten el poder. Como explica en esta biografía, ya canónica, su obra es una respuesta a lo que le tocó vivir, desde la experiencia de los totalitarismos a la de la democracia americana.

Hannah Arendt, Elisabeth Young-Bruehl. Paidós, 2020

Young-Bruehl ha estudiado hasta la exhaustividad las fuentes y no obvia ni un solo aspecto de la vida de la pensadora alemana, desde su affaire con Heidegger a las antipatías que suscitaba entre los sionistas. Descubre, junto a la Arendt filósofa de La condición humana, la dimensión más periodística. Se trata, pues, de un complemento para entender a la autora de Los orígenes de los totalitarismos, que presenta la novedad y frescura de su pensamiento, y la fidelidad a la verdad de una mujer que lo único que quiso es “comprender” en profundidad el mundo en que vivía.

II. Nostalgia del soberano

Ya lo sentenció La Boetie: hay una querencia bárbara en el hombre que lo inclina a la servidumbre. Esta es la veta que explota, con acierto, Manuel Arias Maldonado, para sugerir que no hemos dejado de mitificar el pasado democrático y las virtudes de los modelos plebiscitarios. Urge leer esta defensa de la democracia liberal que conjuga la apología de la misma con el rigor crítico y la conciencia de sus limitaciones y deficiencias. De algún modo, es como si Arias mostrara la forma de pensar del ciudadano maduro, la perspectiva más imprescindible hoy.

Nostalgia del soberano, Manuel Arias Maldonado. Catarata, 2020

La alternativa a nuestra mala democracia es un régimen peor, por adaptar la fórmula de Churchill. Ahora, que acabamos de presenciar la parsimonia con que estamos dispuestos a renunciar a la libertad por un poco de seguridad, sin tomar conciencia del nuevo hobbesianismo que se está imponiendo, es preciso mostrar, como indica García-Máiquez en la amplia reseña que hizo de este ensayo, la eficacia de nuestro sistema. Y recordar que no es cierto que el autoritarismo responda mejor a la crisis sanitaria porque la libertad siempre constituye una garantía, como han demostrado estudios recientes.

III. Diez lecciones sobre los clásicos

Hay algo que distancia este libro de Boitani del de Clásicos para la vida, de Nuccio Ordine: el primero no lee las obras clásicas con las anteojeras de nuestras preocupaciones, sino que explica su valor propio. Diez lecciones sobre los clásicos propone un itinerario por la cultura greco-latina que ofrece claves para que los neófitos entiendan sus contribuciones y accedan a los grandes manantiales de belleza y sabiduría humanas que riegan los orígenes de nuestra civilización. Con claridad y un profundo sentido didáctico, el autor italiano descubre los secretos de una cultura todavía no eclipsada por la especialización.

Diez lecciones sobre los clásicos Piero Boitani. Alianza, 2019

Desde Homero hasta Ovidio, pasando por los presocráticos y los grandes ciclos trágicos, sin olvidar la irrupción de la historia, de la mano de Heródoto y Tucídides, la obra de Boitani, que tiene su origen en un programa radiofónico emitido por la RSI, la Radiotelevisión Suiza en lengua italiana, transmite la pasión por la cultura que legan siempre los auténticos maestros a sus discípulos. Un libro que abre el apetito por conocer de primera mano nuestros tesoros humanísticos. (El próximo número de Nueva Revista ofrecerá un extenso análisis de Diez lecciones sobre los clásicos)

IV. Las dos fuentes de la moral y de la religión

La claridad es la cortesía del filósofo, afirmó Ortega. Si por algo destacó Bergson fue, en efecto, por la belleza y claridad de su prosa, lo que le valió el Premio Nobel de Literatura. Peor tratado ha sido por la historia de la filosofía, que apenas lo recuerda, pese a la poderosa influencia que ejerció entre sus coetáneos y ser uno de los grandes del ensayismo francés. Tal vez ha tenido tan mala fortuna por apartarse de las rigidices académicas y apostar por el valor de lo intuitivo.

Las dos fuentes de la moral y la religión, Henri Bergson. Trotta, 2020

Las dos fuentes de la moral y la religión es una obra principal en su trayectoria, que sintetiza sus intuiciones filosóficas y que explica la diferencia entre las sociedades cerradas y las abiertas, así como el papel de quienes encarnan la nobleza del espíritu en la transformación de las primeras. Lo que separa a una de otras es la creatividad. Por otro lado, también aborda la diferencia entre la religión, entendida como un mecanismo social, y la religiosidad cristiana, que enseña el amor por el hombre, por todo hombre, ensanchando el espíritu. Con sus matices, la obra recoge ideas valiosas que ayudan a repensar el papel de la experiencia religiosa en la cultura y la sociedad contemporánea y abre el horizonte que estrechó el secularismo. (La web de Nueva Revista ofrecerá un extenso análisis de Las dos fuentes de la moral y la religión)


Compartir: