Compartir:

La Universidad Internacional de La Rioja (unir), en su programa de extensión cultural, ha considerado el teatro como punta de lanza. Nueva Revista ya ha recogido en sus páginas ecos de algunas de sus producciones dramáticas: Tomás Moro, una utopía, el texto recuperado de Shakespeare y otros autores isabelinos sobre el que fue ejemplar canciller de Enrique VIII, o La sesión final de Freud, de Mark St. Germain, sobre el tan hipotético como apasionante encuentro del neurólogo austríaco y el luminoso autor de las Cartas del diablo a su sobrino, C. S. Lewis.

Una especial atención ha prestado unir Teatro a figuras del exilio español como José Bergamín y León Felipe. Del primero, hizo posible la exhibición, en México DF y Madrid, de su obra La sangre de Antígona. Del segundo, ha propiciado que una excepcional dramaturgia sobre la vida y la obra del poeta de Versos y oraciones de caminante, con el título Lágrimas sobre el viento, fuera uno de los espectáculos que, formando parte de un festival de teatro, abriera el denominado UNIR Espacio, en Arapiles, 16, en el barrio madrileño de Chamberí. Nueva Revista publica en este número el texto del espectáculo que, presentado en la Zamora natal del poeta, ha sido mostrado también en México df, donde León Felipe murió en 1968. En la ciudad castellana, su Teatro Principal, bajo la dirección de Daniel Pérez y con producción de Es.Arte, fue el marco de una serie de actos que convirtieron la presentación de Lágrimas sobre el viento en acontecimiento nacional. Lágrimas sobre el viento es una dramatización realizada por el profesor José Gabriel López Antuñano, en la que se da cuenta de la vida de León Felipe, su compromiso político y el influjo que en su espléndida obra poética y teatral tuvieron sus tres principales maestros: Sófocles, Cervantes y Shakespeare. En el festival que abrió unir Espacio, dos espectáculos acompañaron a Lágrimas sobre el viento: una puesta en escena de Las mocedades del Cid, de Guillén de Castro, realizada por la Escuela de Actores de unir, ubicada en Arapiles, 16, que se presentaba con esta ocasión, y el espectáculo Hablando de España, una antología de la poesía española realizada por el escritor Javier Villán. La puesta en escena de Lágrimas sobre el viento estuvo dirigida por Ignacio García, al que se debió asimismo el montaje de La sangre de Antígona. El estreno en Madrid de Lágrimas sobre el viento, como homenaje a León Felipe, tuvo lugar el 29 de mayo de 2015, corriendo la interpretación del personaje del poeta zamorano a cargo de uno de los grandes actores españoles, Santiago Ramos. Junto a él estuvieron el destacado actor Raúl Escudero y la reconocida actriz y directora escénica mexicana Aurora Cano. Acompañando al texto de la dramatización, Nueva Revista publica unos artículos de los máximos artífices de esta realización escénica: Daniel Pérez, director del Teatro Principal de Zamora; el autor de la dramatización, José Gabriel López Antuñano, y el director de la puesta en escena, Ignacio García.


Compartir: