Compartir:

edc_imh1.jpgNacido en Zaragoza en 1966, José María Aresté ha dedicado gran parte de su vida al cine a pesar de ser licenciado en Ingeniería de Telecomunicaciones, lo que pone de relieve una vez más que no es incompatible cursar una carrera de ciencias y dedicarse al arte, en este caso al último en llegar, el sépitmo.


No lo hace como director ni como guionista pero Aresté se introduce entre las bambalinas vitales de doce autores literarios y su relación con el celuloide. Personajes de la talla del recientemente galardonado con el Premio Príncipe de Asturias, Paul Auster, o el genial Truman Capote, pasando por Bradbury, Faulkner, Greene o Steinbeck, entre otros.


La vida de los artistas tiene un atractivo que en muchos casos va más allá de su obra. Un claro ejemplo es la generación de pintores impresionistas que con sus vidas y andanzas revolucionaron el París de su época. Aresté muestra un proceso a la inversa: es Hollywood quien atrapa a los literatos en sus redes cinematográficas prometiéndoles fama y dinero fácil. Todos van cayendo, uno a uno, en sus redes, con mayor o menor intensidad, aunque como dice el subtítulo de este libro las relaciones son de «amor y odio».


Gracias a esas citas entre los autores y la gran pantalla, en algunos casos auténticos encontronazos, la audiencia ha podido disfrutar de películas como Desayuno con diamantes, a pesar de que Capote no lograra que Marilyn Monroe fuera la protagonista, Smoke, Moby Dick, Estación Termini, etc.


Aresté pone sobre la mesa una cantidad ingente de información y detalles sobre los protagonistas del libro. Y logra hilvanar las historias sin aburrir al lector al que únicamente se le pone como condición previa tener conocimientos de historia del cine. Además, el autor ha contado con un prologuista de excepción como es el escritor y gran conocedor del cine Juan Manuel de Prada.


Compartir: