Compartir:

Junto a sus grandes valores estilísticos, la prosa del gran escritor norteamericano Ernest Hemingway (1899-1961) posee para los lectores de lengua castellana un atractivo suplementario: su apasionado interés por todo lo español y también por todo lo hispano-americano.

Tras su descubrimiento de Europa —en especial, París, su indiscutible capital en el periodo de entreguerras—, la Península ibérica, su pasado, gentes y folclore se convirtieron en la temática predilecta de su biografía y, en parte, igualmente de su obra literaria.

Su novela Por quién doblan las campanas, de axiología crítica discutible, constituye, sin embargo, un canto emocionado al pueblo español en su conjunto, sin distinción de bandos.

La última de sus grandes obras, El viejo y el mar, se ambienta en la Cuba procastrista con un hilo argumental cargado de simbolismo y profundidad. El choque entre la inmensidad del mar y, a la luz humana, el misterio insondable de la vejez da lugar a una narración cargada de íntima poesía.

La prosa podada de toda ornamentación, concisa y directa del autor de Adiós a las armas alcanzará su expresión más aquilatada en esta obra del premio Nóbel estadounidense que sería llevada al cine después de recoger fuertes aplausos de crítica y público.


Compartir:

José Manuel Cuenca Toribio (Sevilla, 1939) fue docente en las Universidades de Barcelona y Valencia (1966-1975), y, posteriormente, en la de Córdoba. Logró el Premio Nacional de Historia, colectivo, en 1981 e, individualmente, en 1982 por su libro “Andalucía. Historia de un pueblo”. Es autor de libros tan notables como “Historia de la Segunda Guerra Mundial” (1989), “Historia General de Andalucía” (2005), “Teorías de Andalucía” (2009) y “Amada Cataluña. Reflexiones de un historiador” (2015), entre otros muchos.