Compartir:

elque001.jpg

Si un buen libro debe» entretener, enseñar o proyectar el pensamiento del lector hacia nuevos espacios de su interés, en este ensayo sobre la historia del conocimiento humano relativo al riesgo y su gestión, Peter Bernstein cumple con creces estos tres propósitos.

El libro comienza en las edades Antigua y Media, cuando ya existían muchas nociones intuitivas sobre cómo manejar las incertidumbres inherentes a actividades como los juegos de azar o las expediciones comerciales a tierras lejanas, pero era difícil calcular de manera adecuada esos riesgos, entre otras cosas por las limitaciones del sistema de numeración romano.

Esta situación cambió radicalmente con la introducción en Europa del sistema arábigo-hindú de numeración por Fibonacci en 1202. Semejante novedad permitió el estudio sistemático de los resultados previsibles en situaciones donde se puede ganar o perder sin que haya certeza a priori de lo que sucederá, pero dentro, eso sí, de un universo limitado de posibilidades, como pasa con los juegos de azar {dados, naipes, etc.). A Fibonacci le siguieron personajes tan fascinantes y geniales como el fraile Paccioli, el médico-matemático-jugador Cardano, el niño prodigio y místico Pascal, resguardar a sus brokers de las caídas bruscas del mercado siguiendo esas novedosas teorías: la gestión de riesgos, ¡que también entraña sus propios riesgos!

Se trata, en definitiva, de un excelente trabajo sobre un asunto realmente importante en nuestra sociedad, que podría anunciarse como: «no se arriesgue a no leerlo».


Compartir: