Compartir:

La brecha entre los que entienden de economía y de dinero y el común de los ciudadanos es enorme. Parte de esa brecha se abre intencionadamente, con secretismo y confusión. En “Cómo hablar de dinero”, John Lanchester ofrece recursos para defendernos ante crisis financieras como la de 2007.

John Lanchester: "Cómo hablar de dinero"

John Lanchester: Cómo hablar de dinero. Lo que dice la gente de finanzas… y lo que de verdad quiere decir. Anagrama. Barcelona, 2015.

“En lo tocante a la economía, los gobiernos se parecen al coronel de la marina al que Jack Nicholson da vida en Algunos hombres buenos: “¿Quiere la verdad? ¡Usted no sabría qué hacer con la verdad!”, recuerda Lanchester.

Parece una experiencia universal: los gobiernos suponen que sus súbditos no son fiables a la hora de enfrentarse a los hechos y a la hora de manejar realidades incómodas sobre el modo como funciona el mundo. Las instituciones con frecuencia optan por el camino equivocado: no aplicar más transparencia y más esfuerzo pedagógico.

Lanchester apunta que cuando las corrientes económicas que atraviesan nuestra vida son templadas y benignas, es fácil no pensar en ellas, “del mismo modo que es fácil no pensar en una corriente que desciende suavemente hacia nosotros por un río; y más o menos eso fue lo que todos hicimos, sin ser conscientes, hasta 2008”. Advierte:

“La brecha que se abre entre nosotros y la gente que entiende de economía y de dinero es enorme. Parte de esa brecha se abrió intencionadamente, recurriendo para ello al secretismo y a la confusión.”

El autor británico propone salvar la dificultad de la que habla, “tanto a nivel macroeconómico, para así ser capaces de tomar decisiones democráticas contando con la información necesaria, como en el plano microeconómico, es decir, en lo relativo a las decisiones que tomamos”. Por eso ha escrito este libro.

En su opinión, si la brecha existe se debe, en gran parte, a “un motivo casi vergonzosamente simple; léase: el no saber de qué habla la gente de finanzas”:

“Así como C. P. Snow dijo que todo el mundo debería conocer la segunda ley de la termodinámica (el calor no puede pasar de más frío a más caliente), todo el mundo debería saber qué son las tasas de interés y por qué son importantes, y también qué es el monetarismo, el producto interior bruto (PIB) y la curva de rendimientos invertida (y por qué da miedo)” (John Lanchester)

Manual de autodefensa

Con este libro, pues, Lanchester ofrece las herramientas para que al oír las noticias de economía o leer las páginas de finanzas se sepa de qué se habla.

“Los detalles de las finanzas modernas suelen ser complicados, pero los principios subyacentes no lo son; es mi deseo que, al acabar este libro, el lector se sienta mucho más seguro de la idea que tiene sobre esos principios” (John Lanchester)

El libro consta de estos capítulos:

  • Introducción.
  • El lenguaje del dinero.
  • Glosario del dinero (términos, instituciones y personajes). (El resultado de este capítulo es un heterodoxo y ameno diccionario para entender los secretos de la economía. Logra un equilibrio: ni demasiado técnico ni demasiado simplista).
  • Conclusiones.
  • Notas, otras lecturas, algunas sugerencias para recorrer el glosario, agradecimientos.

Como periodista, novelista y gran escritor que es, Lanchester, irónico y sagaz, ha sabido aplicar todas sus habilidades para explicarnos por qué bajo la apariencia de impecable funcionamiento, la economía del último cuarto del siglo XX se convirtió en algo muy parecido a un casino manejado por tahúres y se acabó así mandando al paro a miles de personas.


Compartir: