Compartir:

Psear y navegar

Me parece que aunque el verbo que más se emplea para referirse al uso de la red es el de la navegación, la red se presta todavía mejor al paseo. La distinción puede consistir en que la navegación suele ser finalista, y el paseo lúdico. La red ha venido a sustituir, en cierto modo, a la naturaleza, por la que es cada vez más difícil pasear, mientras que la red es, junto a muchísimas otras cosas la mar de útiles, una especie de gran feria internacional del paseo. Enumeraré aquí una serie de sitios con los que me he encontrado paseando y a los que vuelvo con frecuencia, tanto por placer como por utilidad.

El mundo a tus pies con Google Earth
Para los amantes del vuelo, del submarinismo, de la astronomía o de ver cómo eran ciertas cosas hace muchísimos años, no hay mejor lugar en el mundo que earth.google.com/intl/es/tour.html. Hay que descargar algunas pequeñas aplicaciones, pero el resultado es espectacular. Yo he recorrido los lugares de mi infancia asturiana en helicóptero sin moverme de mi mesa de trabajo que se transforma en un centro de control digno de la más desenfrenada science fiction. Ojo, que es adictivo.

Los recónditos anaqueles de las librerías de viejo,en IberLibro
Pese a las bobas jeremiadas de los que temen que Internet arruine el lenguaje, la lectura y la cultura, la verdad es que Internet se ha convertido en una especie de Torre de Babel habitable. Una de las cosas más fáciles de hacer es, precisamente, encontrar un libro, me refiero especialmente a un libro físico y desaparecido del canal habitual de venta. Un compatriota creó este sitio, hizo un gran negocio, lo vendió a unos alemanes (supongo que ganando más, creo que ahora pertenece a Amazon), pero sigue siendo igual de bueno. www.iberlibro.com no sólo permite localizar cualquier libro que exista (nuevo o usado) en cualquier librería, sino que ofrece un servicio extremadamente barato y eficaz para comprar y recibir, en horas veinticuatro, el libro de nuestros deseos. No es que haya crisis de las librerías, es que las librerías van a ser muy de otra forma, o no serán.

Para cinéfilos, IMDB, Internet movie data base
He aquí un sitio, www.imdb.com en el que puede descansar nuestra memoria con absoluta seguridad y calma. Se puede encontrar cualquier dato en relación con cualquiera de las películas o series de televisión que hayamos podido ver o que nos suene que hayan podido existir. La forma de búsqueda facilita extraordinariamente encontrar lo que queremos a partir de los débiles rastros de nuestro recuerdo. Es, sencillamente, abrumador.

La tercera cultura, Edge
John Brockman es un avispado editor que ha sabido ver cómo los científicos tenían necesidad de ocupar un espacio cada vez más importante en el debate contemporáneo y decidió convertirse en animador de esa causa, mediante libros tradicionales y mediante este sitio de Internet: www.edge.orgabout_edge.html. Se trata de un intento brillante, sostenido y plural en el que es posible encontrar a auténticos genios, aunque también aparece, de vez en cuando, algún personaje menos encomiable, lo que es, desde luego, muy difícil de evitar. Pero se pueden leer cosas extraordinariamente estimulantes y que no siempre van a favor de las modas más tontas que, a veces, suelen ser, sin que se sepa muy bien por qué, también las más extendidas. Es un placer, por ejemplo, leer a Dyson, a Gelertner, pero también a muchos más.

Barriendo para casa, bandalismo.net una webde música joven
El negocio de la música ha sido completamente subvertido por las posibilidades de Internet. Sus actores están, finalmente, poniéndose al día, tras variados intentos de retrasar lo inevitable, aunque el proceso de adaptación todavía no esté completamente maduro. Bandalismo.net (www.bandalismo.net) es un sitio dedicado a las nuevas bandas de música que reúne dos características inusuales: su planteamiento completamente renovador y su calidad formal, lo que es especialmente llamativo porque escasean los sitios españoles que sean originales y estén bien hechos. Esta web, muy reciente, nos ofrece un ejemplo notable de innovación y de iniciativa, aunque la música joven no suene a muchos, precisamente, como música celestial.


Compartir: