Compartir:

Un creciente número de estadounidenses lee libros electrónicos en tabletas (tablets) y en teléfonos inteligentes (smartphones) frente a los tipos especializados de e-readers (otros dispositivos electrónicos de lectura), pero el libro impreso sigue siendo mucho más popular que el libro en formato digital,  y la tendencia no cambia desde 2014, según un reciente informe publicado por el Pew Research Center.

El estudio se basa en una encuesta realizada telefónicamente entre el 7 de marzo y el 4 de abril de 2016, con una muestra de 1520 personas.

Un 73 por ciento de norteamericanos ha leído un libro en los últimos doce meses. Cuando un estadounidense se decide a leer un libro, es mucho más probable que lo haga en formato impreso  (65%) que en digital:  e-books (28% ) o audio books (14%).

La cifra sobre el libro impreso ha cambiado relativamente poco desde 2011: 71% frente al 65% actual. Y es constante desde 2012, con el 65 por ciento. (Para los e-books: del 17% en 2011 al 28% en 2016; para los audio books: del 11 al 14% en esos mismos años).

Otros datos notables del informe:

¶ Media de lectura de los estadounidenses al año: 12 libros

¶ Los lectores de medios electrónicos aumentaron en 11 puntos entre 2011 y 2014 (del 17 al 28 por ciento), pero no ha habido ya cambios en los últimos dos años.

¶ El 28 por ciento de los estadounidenses lee libros tanto en formato digital como impreso.

¶ Los jóvenes no están más inclinados que los mayores a leer solo en formato electrónico.

¶ Entre 2011 y 2016 el número de estadounidenses que lee libros en tablets ha pasado del 4 al 15% y en smartphones del 5 al 13%. Por el contrario, en los lectores especiales en formato digital (e-readers), la cifra en 2016 es del 8 por ciento, casi la misma que en 2011, que fue del 7 por ciento.

El informe completo (en inglés) se puede descargar en formato PDF en la página web del Pew Research Center:

Book Reading 2016


Compartir:

Doctor en Periodismo (Universidad de Navarra). Licenciado en Ciencias Físicas (Universidad Complutense de Madrid). Corresponsal y periodista de ABC. Director de Comunicación del Ministerio de Educación. Ahora coordinador editorial de Nueva Revista.