Eduardo Fernández del Moral

3 publicaciones 0 Comentarios

Biblioteca de Occidente: Diálogos de los dioses (Luciano de Samosata)

Comentario de Eduardo Fernández a los "Diálogos de los dioses" de Luciano de Samosata (Siglo II) para la Biblioteca de Occidente en contexto hispánico.

Del simbolismo a la Hermenéutica, Paul Ricoeur

Este profesor universitario nos presenta el resultado de su tesis doctoral en filología hispánica sobre el pensador francés recientemente fallecido y sobre el que ya había publicado algunos artículos en revistas especializadas. La compleja trayectoria intelectual de Ricoeur encuentra mucho sentido para entender las implicaciones filosóficas de las ciencias del lenguaje y de la semiótica en particular. Para ello el autor sintetiza en este trabajo el contenido de las principales obras de Ricoeur tratando de buscar el hilo conductor para comprender y concretar el legado de sus reflexiones sobre el lenguaje. En pocas páginas y de una manera concisa se nos explica cómo la rápida evolución del pensamiento intelectual durante el siglo XX y su capacidad para asimilar las distintas posturas filosóficas le llevan a «dejar de lado el existencialismo y el idealismo husserliano para abrazar la simbología primero, y, posteriormente la hermenéutica, como métodos más satisfactorios por los que comprender al hombre». El estudio, con abundantes notas de referencia, se basa fundamentalmente en tres de las grandes obras de Ricoeur, Finitude et culpabilité (1960) La métaphore vive (1975) y Temps et Récit (1986), pero sin dejar de lado otros artículos y obras necesarios para alcanzar y contextuali zar el contenido que en ellas se explicita. Incluye una detallada bibliografía con las obras de Paul Ricoeur, una bibliografía general y otra específica sobre el autor estudiado. El resultado es un acertado acercamiento al pensamiento del filósofo francés desde sus orígenes existencialistas y fenomenológicos hasta la hermenéutica filosófica y literaria, pasando por la simbología, el estudio del mito y los mundos de ficción. Sin dejar de ser un libro de filosofía, supone un marco necesario para acercarnos a la poética y a la retórica, al significado de la metáfora, al problema del tiempo en la narración o a la implicación del lector en la obra literaria. La evolución escalonada y cronológica de su pensamiento nos conduce a la hermenéutica para interpretar los textos, no tanto para encontrar un sentido inerme allí contenido, sino más bien para «desplegar la posibilidad de ser, puesto que me comprendo siendo, estando; y esta posibilidad se presenta por la lectura de la obra y la entrada en la intriga». Con esta síntesis del profesor Vela entendemos mejor que desde el principio Paul Ricoeur busca en el análisis del texto una forma de «comprenderse mejor aquí y ahora».

Lorenzo Valla: Apólogo contra Poggio Bracciolini…

]Entre los humanistas italianos del siglo XV, dos personajes tan destacados como Lorenzo Valla y Poggio Bracciolini son objeto de estudio histórico y filológico en esta obra de la doctora Bonmatí, autora de otros tantos trabajos sobre el humanismo y humanistas españoles e italianos. El textolatino con edición crítica y traducción del Apólogo de Valla aporta como interesante novedad la colación del manuscrito 6 1 3 de la Biblioteca Riccardiana de Florencia, posiblemente una copia coetánea de la obra de Valla, que junto con las ediciones más antiguas, han servido para fijar esta nueva edición del texto latino.En cuanto al contenido, se trata de dos pequeñas obras de carácter mordaz que tienen por objeto el enfrentamiento de estos dos humanistas precisamente por su distinta concepción de la lengua latina. La polémica con Poggio sobre el uso de la lengua latina nos sitúa en la atmósfera humanista del siglo xvque busca el origen de la lengua literaria latina y el estudio de la historia de la lengua latina para hacer un uso acertado de ella en su reutilización como lengua de cultura. Es aquí donde se produce una contraposición de las opiniones de los dos autores. Valla, autor de las Elegancias opta por un latín preceptivo, elevado y puro, mientras que Bracciolini es de la opinión de que «habría varios usos de la lengua latina hablada en el Lacio por los latinos, quienes tendrían la necesidad de un uso común».En el Apólogo,Valla, de forma dialogada, introduce a Guarino de Verona como árbitro de la disputa con Bracciolini, para defenderse de la cuarta invectiva que le había dirigido Poggio y atacar a su oponente. La censura se basa fundamentalmente en el mal uso que éste hace del latín en términos concretos durante su conversación. En la Quinta invectiva, Bracciolini se defiende de las acusaciones de Lorenzo Valla y arremete contra él con virulencia.Sin duda, la discusión entre estos dos humanistas no pasa de una anécdota que la autora aprovecha para situarnos en el más puro ambiente del humanismo italiano del siglo XV, con un breve pero acertado desarrollo preliminar en el que explica el origen y desarrollo de la disputa y facilita el entendimiento de una faceta más pedestre de maestros y eruditos reconocidos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies