Compartir:

El drama “engancha y tiene fuerza para los espectadores de 2013”, ha comentado a Nueva Revista Tamzin Townsend, directora de Tomás Moro, una utopía. Esta es la obra que UNIR presentará en el Festival de Almagro. Townsend ha comenzado esta mañana los ensayos.

La directora, británica asentada en España, confía en que llegará al estreno de Almagro, el próximo 5 de julio, con su pieza perfectamente a punto. “El equipo es fabuloso, he trabajado ya con todos ellos menos con uno. Con este elenco es muy fácil”, ha declarado.

La obra original, Sir Thomas More, está escrita en el inglés del siglo XVI, difícil incluso para los nativos del hoy. Pero el “contexto se entiende muy bien” y el trabajo de adaptación desactiva el problema del idioma. Sobre las diferencias entre la redacción de Shakespeare, Munday, Chette…, y la versión española, de Ignacio García May, afirma Townsend: “Ha querido introducir un personaje nuevo, el historiador, que es un tipo de narrador. Es como un toque a lo Brecht“. Pero “Ignacio es muy respestuoso y mantiene la esencia del texto”. El historiador, interpretado por Richard Collins-Moore, se convierte en “el hilo conductor”. 

Townsend replica inmediatamente, casi alterada, cuando se le pregunta sobre si la figura de Tomás Moro sale bien en esta obra. “Claro. Absolutamente. Absolutamente”. ¿Y cómo se explica ese hecho en una Inglaterra que ya era anglicana cuando Shakespeare y coautores querían llevar su Sir Thomas More a las tablas? Responde: “Tomás Moro, para los británicos como yo, que han recibido toda la educación anglosajona desde primaria hasta la universidad, es una figura que no se relaciona en primer lugar con su decisión de no firmar los papales de repudio a Roma, lo que le exigía Enrique VIII. Así es como se le asocia en España. En Inglaterra se le ve como a una figura metida en el gran lío, de la misma manera que WolseyCromwell, etc. Yo sabía que Moro estaba a favor de Roma y de la Iglesia católica, y contra Enrique VIII, pero en Inglaterra no se aprende la historia acentuando tanto eso, como aquí en España. Yo no sabía que Tomás Moro era un santo”.

Según Townsend en Inglaterra ahora Moro es una figura atractiva. “La gente le tiene aprecio. Mucho aprecio”. ¿Y a Enrique VIII?. “Enrique VIII está más allá de la estima o el desprecio. Es un personaje que cambió la historia de la religión. Depende mucho de si eres anglicano o católico. Pero los ingleses más que nada conocen a Enrique VIII por haber tenido seis mujeres y por haber decapitado a dos; no por su relación con la Iglesia. Las cosas como son, Inglaterra es así”.

José Luis Patiño interpreta a Tomás Moro. “Estoy buceando mucho ahora en él, y es complicado, es complejo”, sostiene. “Es un personaje muy a reivindicar  porque pone de manifiesto una serie de valores muy necesarios: la coherencia, el sentido de la justicia… no venderse, no dejarse vencer por las circunstancia; todo eso creo que son virtudes muy a reivindicar en el mundo de hoy”.

Patiño, como Townsend, señala el papel central del historiador, que incluso “en el vestuario marca una diferencia porque llevará ropa actual… Tomás Moro es Tomás Moro, pero el historiador es el otro gran personaje de la obra”.


Compartir:

Doctor en Periodismo (Universidad de Navarra). Licenciado en Ciencias Físicas (Universidad Complutense de Madrid). Corresponsal y periodista de ABC. Director de Comunicación del Ministerio de Educación. Ahora coordinador editorial de Nueva Revista.