Compartir:

La sala Arapiles 16, de la Universidad Internacional de La Rioja (UNIR), presenta Óscar o la felicidad de existir, de Éric-Emmanuel Schmitt, en versión de Juan José de Arteche, en un espectáculo de Juan Carlos Pérez de la Fuente, con Yolanda Ulloa como única intérprete.

Óscar o la felicidad de existir es un texto muy amado por Pérez de la Fuente, director que vuelve a la escena después de avatares ajenos a las tablas, sobre las que es maestro, como lo demostró al frente del Centro Dramático Nacional o el Teatro Español. Lo hace de la mano de una de las actrices más sólidas de nuestro teatro, Yolanda Ulloa.

Así explica el propio director, en una tierna carta al protagonista de la obra, cuál es el argumento de la obra: «Eres un “trasto” de diez años que conserva intacto el sueño de jugar en la liga de la vida. ¡Y qué decir de tu entrenadora en esas lides: Mami Rosa, la excéntrica voluntaria capaz de convertirse, si es preciso, en una auténtica campeona de lucha libre! Este cuento de invierno escrito por el autor contemporáneo más representado dentro y fuera de Francia, se atreve a adentrarse, como tú, en el misterio de la vida, en el peregrinaje de buscar a Dios».

Pérez de la Fuente quiso que la triunfal obra del Midas del teatro francés, Schmitt –autor también de El señor Ibrahim y las flores del Corán, exhibida en Arapiles 16-, llegara a Madrid con María Jesús Valdés, primero, y con Ana Diosdado, después. El destino dijo no. Llega encarnada por Yolanda Ulloa, que ya triunfó en La Abadía con otra obra de Schmitt, El Libertino, trabajo que entusiasmó al autor.

El espectáculo de Pérez de la Fuente, con Yolanda Ullloa dando vida al niño Óscar y demás personajes, nos muestra cómo el ser humano puede, a través de la razón, el sentimiento y la generosidad, sobreponerse al dolor y, trascendiendo, llegar a comprender y vivir la felicidad de existir. Buen teatro, que es el que quiere ofrecer siempre Arapiles 16.

Adquiere tus entradas en:

 


Compartir:
Compartir